Andrea Dworkin y su crítica a la pornografía

Dworkin fue una activista que luchó contra la violencia de género.

304
Andrea Dworkin y su crítica a la pornografía
Foto: Twitter/@Brujasdelmar

Andrea Dworkin fue una escritora, activista y feminista radical que luchó contra la violencia de género y realizó una crítica ferviente hacia la pornografía, la que incluso intentó erradicar en Estados Unidos por vía legal.

Según la investigación “La Pornografía en la obra de Andrea Dworkin: mujer y desconexión moral” de Manuel José Rengifo, la activista estadounidense, quien fue una de las más influyentes feministas de la época moderna, así como controversial, creo junto a la abogada Catherine MacKinnon, el Movimiento Anti-Pornografía.

Este movimiento invocaba los derechos civiles en la búsqueda por la abolición de la industria pornográfica, y tuvo éxito en Indianápolis en 1983, en donde se aprobó la iniciativa, sin embargo, según se explica en el texto, debido a la presión de las empresas de este tipo de producciones, posteriormente la ley se declaró como nula.


Andrea Dworkin exponía que la pornografía es un discurso de odio hacia la mujer, el cual reproduce la misoginia, violencia y además coloca a la figura femenina en una posición de sumisión, mientras que al hombre se le dota de poder.

“El mensaje central es que no importa lo que hagan a una mujer y de cuántas maneras la lastimen, a ella le va a gustar. No existe atrocidad histórica, como los campos de concentración, Vietnam o el esclavismo, que no haya sido usada por esos padrotes para crear sus guiones de violación, mutilación y humillación, como si las víctimas sintieran placer sexual”, expuso la escritora, acorde con lo citado por la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres.

Dworkin, quien murió el 9 de abril de 2005, escribió obras como Right-Wing Women, Pornography: Men Possessing Women, Intercourse, Pornography and Civil Rights, Mercy, Ice and Fire y Letters from a War Zone.

La activista fue duramente criticada por su discurso, el que decían iba en contra de la libertad de expresión, además, fue tachada como anti-sexo e incluso se decía que odiaba a los hombres debido a interpretaciones erroneas sobre sus textos.

De acuerdo con datos de Tribuna Feminista, Julie Bindel, una de sus amigas, describe a Dworkin como alguien que se motivaba por el deseo innato de liberar al mundo del dolor y la opresión.

También te recomendamos:

El agua, un derecho al que más de dos millones de personas no tienen acceso

Flora Tristán: una de las grandes representantes del feminismo moderno

Ecofeminismo, la unión entre dos movimientos en contra del dominio

¿Cómo ha cambiado tu vida el feminismo? #AhoraSoyMás (testimonios)

VIBEtv