Tipos de flujos vaginales y qué dicen sobre tu cuerpo

Es muy importante que aprendas a distinguir aquellas variantes que son normales de las que no.

132
Calzón femenino
Foto: Pexels

Lo que sale de tu cuerpo definitivamente es un excelente indicador de lo que está sucediendo dentro de él. Por ejemplo, los diferentes tipos de flujos vaginales pueden revelarte qué tan bien o mal está tu salud vaginal, y por lo mismo es muy importante que sepas identificarlos.

“El flujo vaginal es un líquido transparente o blanquecino que sale de la vagina. El útero, el cuello uterino o la vagina pueden producirlo. La mayoría de las mujeres lo tienen, ya sea diariamente o de vez en cuando”, señala la Cleveland Clinic (CC).

De manera normal, el flujo vaginal, que se compone de agua corporal, bacterias, algunos hongos, secreciones cervicales y células vaginales muertas, es en realidad lo que mantiene limpia la vagina, y por lo mismo es muy importante.

Dependiendo de diferentes factores, como la disminución del agua o estrógeno en el organismo, así como el aumento de bacterias o levadura, la secreción cambia. Aquí están algunos tipos de flujo vaginal y lo que dicen sobre tu cuerpo.

Flujo vaginal claro

De acuerdo con la doctora Vanessa Cullins, vicepresidenta de asuntos médicos externos de Planned Parenthood Federation of America, quien platicó con Teen Vogue, el flujo vaginal normal es de transparente a blanco (ligeramente amarillo cuando se seca) e inodoro o con olor suave y no fétido (que no se nota a menos que lo coloques muy cerca de la nariz).

Flujo vaginal blanco y elástica

El flujo vaginal suele cambiar a lo largo del ciclo menstrual, por lo que alrededor de la mitad de este es cuando la secreción se vuelve muy blanca, lo que significa que eres más fértil, asegura la doctora Judith Hersh, obstetra y ginecóloga certificada. De repente, el líquido pasa a ser claro y elástico (se parece a una clara de huevo).

Flujo vaginal blanco (que parece requesón)

Las infecciones por hongos, mayormente causadas por el incremento excesivo de la candida albicans dentro de la vagina, son las causantes del flujo vaginal espeso, blanco y sin olor, con una apariencia similar al requesón. Además, ocasionan que la vuelva aparezca en bruto y roja. Ante esta secreción, es mejor consultar al médico.

Flujo vaginal gris

El flujo vaginal color gris y fino es ocasionado por la vaginosis bacteriana, que no es una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS), sino una infección que puede ocurrir cuando el equilibrio del pH vaginal se descontrola. La CC puntualiza que la secreción suele estar acompañada de un olor desagradable a pescado. El médico es quien puede solucionarlo.

Flujo vaginal verde o amarillo

El flujo vaginal espumoso, que pica, huele mal y es de color amarillo o verde puede ser signo de una ETS, como la tricomoniasis, u otra infección importante, como la vaginitis inflamatoria descamativa. Ante los primeros signos de esta secreción, lo mejor es acudir con el médico para que realice exámenes que determinen la causa.

Ante cualquier duda específica, acude con un médico especialista. Recuerda que tu salud vaginal es muy importante.

También te puede interesar:

En México, el 25% de las mujeres embarazadas ha padecido violencia obstétrica

¿Por qué no hay vacuna contra el cáncer o el VIH?

¿Qué es la responsabilidad afectiva y por qué se habla tanto de ella?

VIBEtv