EU permitirá envío de píldoras abortivas a domicilio durante la pandemia

La FDA concluyó que permitir que las pacientes reciban píldoras abortivas por correo no aumentará los riesgos.

204
Pastillas abortivas
Foto: Pexels

La administración del gobierno de Joe Biden está levantando las restricciones sobre la distribución de píldoras abortivas por correo durante la pandemia de COVID-19, revirtiendo una política de la administración de Trump que la Corte Suprema respaldó en enero.

Janet Woodcock, la comisionada interina de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), informó al Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) en una carta el pasado lunes 12 de abril, que su agencia concluyó que permitir que las pacientes reciban las píldoras por telemedicina y por correo no aumentará los riesgos y evitará que las personas contraigan el virus.

La decisión marcó el último giro en una batalla por las antiguas reglas de la FDA sobre el medicamento mifepristona que requieren que las personas que buscan abortos con medicamentos obtengan las píldoras en persona de un proveedor médico.

La ACOG impugnó el requisito el año pasado, pero una Corte Suprema con escasez de personal tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg en octubre se negó a intervenir. Eso permitió que las clínicas de aborto continuaran distribuyendo las píldoras abortivas de forma remota, lo que, según dicen, ha mantenido a los pacientes y al personal más seguros durante la pandemia.

Maureen G. Phipps, la directora ejecutiva de ACOG, dijo el lunes que el levantamiento de las restricciones significa que “aquellas que necesiten un aborto o manejo del aborto espontáneo podrán hacerlo de manera segura y efectiva al adquirir mifepristona a través del correo, tal como lo harían con cualquier otro medicamento con un perfil de seguridad igualmente fuerte”.

La medida sólo cubre la emergencia de salud pública y no detalla cómo la administración del nuevo presidente de Estados Unidos, Biden, lidiará con las restricciones después de que termine la pandemia.

De acuerdo con el NY Times, la demanda de píldoras abortivas se ha disparado a medida que los estados conservadores se han movido agresivamente en los últimos años para restringir el acceso a los abortos quirúrgicos.

En 2001, los medicamentos se usaron en sólo en el 5% de los abortos en dicho país. Para 2017, esa cifra aumentó al 39%, según el Instituto Guttmacher, una organización de investigación que apoya el derecho al aborto.

También te puede interesar:

CDMX investigará violencia familiar en casos de crueldad animal

¿Cómo se vincula la industria de la carne con el daño al medio ambiente?

Señales para reconocer a posibles víctimas de abuso sexual infantil

VIBEtv