5 actitudes machistas en la sociedad mexicana

Las actitudes machistas están creadas desde los estereotipos y roles de género.

275
Macho mexicano
Foto: Pixabay

“El macho” es la figura clásica o al menos tradicional de la figura del hombre mexicano, repleto de estereotipos que buscan justificar sus actitudes hacia las mujeres, presentándolas como parte de su comportamiento natural o de lo que deben ser y hacer para ser “hombres”.

El machismo está compuesto por conductas, comportamientos y creencias que promueven, reproducen y fomentan diversas formas discriminatorias contra las mujeres, explica la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

Este concepto, aunque algunos consideran que se inventó en el país, es utilizado en distintas partes del mundo, “debido a que expresa elementos culturales en común entre una sociedad y otra”.

El machismo se crea a partir de los estereotipos y los roles de género, los cuales fueron designados por la estructura patriarcal sobre lo que le corresponde a lo masculino y lo que corresponde a lo femenino y, debido a su implantación histórica son comúnmente reproducidos entre la sociedad.

“Su principal característica es la degradación de lo femenino; su mayor forma de expresión, la violencia en cualquiera de sus tipos y modalidades en contra de las mujeres”, abunda la Conavim.

La psicoterapeuta mexicana Marina Castañeda, entrevistada por la BBC, destaca el hecho de que desde pequeños se incuba en los niños la idea de tener que demostrar que son hombres, lo que deriva en la creación de “machitos” que, aunque no son solo quienes violentan a las mujeres física y psicológicamente, son quienes reproducen los patrones estereotipados de género.

Ser consciente sobre nuestras acciones, seamos hombres o mujeres, es fundamental para erradicar estos patrones y dejar de inculcarlos generación a generación, por lo que aquí te dejamos una lista de conductas machistas en la sociedad mexicana:

Las mujeres se encargan de las tareas del hogar, mientras que los hombres, sólo ordenan

En el país es común que incluso si las mujeres también trabajan sean ellas quienes cocinan, lavan, plantan, etc. Mientras que el hombre continúa en su papel de llegar a dar órdenes como si se tratara de un ser superior o con más poder.

Los hombres no lloran

Desde pequeños a los varones les dicen la clásica frase “no llores, los niños no lloran”, lo que los condiciona desde temprana edad a mantener sus sentimientos reservados, por creer que se trata de algo que corresponde, según lo absurdo de los roles de género, al sector femenino.

Los hombres y las mujeres no pueden ser amigos

Es común escuchar esta frase que alega que entre hombres y mujeres que mantienen una amistad existe tensión sexual. No obstante, se trata de otro reflejo de lo patriarcal que ha colocado a la mujer como un objeto deseado y, además, la ha puesto en una posición en la que ser amigable es “provocador”.

Las mujeres están a la disposición del hombre

Con tal de mostrar que son “hombres” o de difundir esta figura de poder y superioridad a este sector no le gusta aceptar no tener la razón o no saber más sobre algo, sobre todo frente y enfrente de una mujer.

El cuidado de los hijos corresponde a las mujeres

En los hogares mexicanos, debido al rol que ha tenido la mujer a lo largo de la historia, estas obligaciones se le siguen delegando como si fuera lo “natural”, lo que esta abismalmente alejado de la realidad, pues tanto la paternidad como la maternidad son una responsabilidad que se debería cumplir por igual.

También te puede interesar:

La portera Misa Rodríguez recibe apoyo en redes tras insultos machistas en Twitter

Arcángel responde a la polémica por sus comentarios machistas

Día Internacional Del Hombre: tres actitudes machistas que debemos dejar atrás

El iceberg de la violencia: la evolución de un chiste sexista a un feminicidio

 

VIBEtv