El iceberg de la violencia: la evolución de un chiste sexista a un feminicidio

Un esquema que permite identificar patrones de violencia sutiles.

169
Representación de violencia
Foto: Pexels

Desde hace varios años se gesta un movimiento mundial que tiende a mostrar las violencias machistas que se han perpetuado y normalizado en la sociedad, y una herramienta que sirve para identificar este tipo de patrones es el iceberg de la violencia.

El concepto original fue definido por el sociólogo Johan Galtung, quien elaboró un modelo con forma de pirámide para entender cómo se genera violencia y cómo está parte de violencias estructurales y culturales no tan visibles, las cuales culminan en violencias físicas.

El propio Galtung explicó que la violencia es como un iceberg, cuya punta representa las agresiones verbales y ataques físicos, y la base las violencias “ocultas” que legitiman, promueven o justifican las primeras.

De la pirámide al iceberg de la violencia

Una versión actualizada y una de las más difundidas sobre el iceberg de la violencia es la que creó Amnistía Internacional, y en la cual se observa de manera más clara cómo opera la violencia.

En la punta, se colocan formas de violencia explícita y visible como las agresiones físicas, el abuso sexual, los gritos, las amenazas, los insultos, los asesinatos y las violencias.

“Debajo del agua” se esconden violencias sutiles o invisibles que van desde culpabilizar a una víctima de agresiones físicas; el chantaje emocional; la humillación; los estereotipos de género; el lenguaje sexista, y los micromachismos.

Con el iceberg de la violencia se pueden advertir situaciones cotidianas en el hogar o el trabajo que en realidad son violencias justificadas, las cuales en varios casos llegan a escalar hasta las agresiones o crímenes de género.

También te puede interesar:

Masculinidad tóxica: un tema de género y salud mental

Nuevas familias, nuevas formas de relacionarnos

El lenguaje importa: violencia de género en la comunicación

VIBEtv