5 cosas que debes de hablar con tu pareja antes del matrimonio

El matrimonio es un compromiso fuerte entre dos personas que quieren compartir su vida.

27
Hablar antes del matrimonio
Foto: Pexels

Cuanto más avanza tu relación, más piensas en el matrimonio, en el vestido de novia y en todo lo que llevarás en ese gran día, sobre todo quieres organizar una boda original, a tu imagen, símbolo de tu proyecto de vida en común. Sin embargo, antes de ello es importante que hables sobre cómo ven su vida juntos. 

Es muy posible que tú y tu pareja ya hayan discutido el futuro que visualizan muchas veces. Si este no es el caso, antes de enviar las invitaciones de boda , busquen el momento adecuado para hablar de los diferentes temas que a continuación te vamos a presentar. 

5 temas que debes de hablar antes de llegar al matrimonio

  • Tener hijos

Abordar este tema les dará una visión del otro sobre cuándo, cuántos quieren tener y cómo es que visualizan la educación que pretenden darles. Puede que sepas de memoria la respuesta de la persona con la que te vas a casar, pero puede que hayan cambiado algunos ideales desde la última vez que se habló. 

Además, si hay algún desacuerdo o algo que se tenga que hablar para aclarar, deberán dedicar tiempo a buscar puntos en común para definir un plan familiar que sea adecuado tanto para ti como para la otra parte. 

Puedes aprender cosas nuevas sobre la infancia de tu otra mitad y comprender mejor sus decisiones sobre la paternidad. También es una oportunidad para hacer uso de la palabra para decirle cómo ven su futuro. Asegúrate de estar en la misma sintonía y que sus diferencias encajen de cierto modo, pero sin querer cambiar al otro. Aprende a escuchar los puntos de vista de tu amado o amada. 

  • Valores que son importantes

Te enloquece su sonrisa, su madurez, inteligencia y sentido del humor… ¡Bien! Sin embargo, debes de estar segura de tus ideas, por ejemplo: debes de hablar acerca de tus valores (laicos, religiosos, morales), la importancia y el lugar que quieres darle a tu familia y por supuesto, a tus suegros

También puedes abordar el tema del respeto al espacio de todos y sus aficiones, actitudes que te gustan, pero también las que no te convienen. No tiene sentido prohibir al ser querido comportamientos o hábitos que sólo apreciamos moderadamente, por otro lado siempre puedes dar tu opinión y pensar de tu lado sobre el peso de estas limitaciones.

No sólo hables de los temas molestos, también señala todas las cosas positivas que no cambiarías para nada del mundo en tu pareja , el objetivo es ser sincero y constructivo. Trata de resolver las diferencias al mismo tiempo que le recuerdas todo lo que amas de él/ella.

  • Tu carrera y finanzas

¿Qué importancia tiene para ti tu vida profesional, cuáles son tus metas, tus responsabilidades actuales y futuras y, por tanto, cuánto tiempo podrías dedicar a tu familia? ¿Ambos trabajarán a tiempo completo? ¿Sabes cómo afrontar el estrés diario y liberarte de tensiones innecesarias y tóxicas? Piensa en el estilo de vida que deseas y cómo hacerlo compatible con tu trabajo. 

¿Cada uno traerá la misma cantidad o una cantidad proporcional a su salario? ¿Reunirán todo su dinero o mantendrán cuentas separadas? Esto influirá en el tipo de plan matrimonial que elijan, así como en la eventual compra de un contrato matrimonial.

  • Lidiar con los desacuerdos

Está en todas las parejas y es normal discutir de vez en cuando. Lo importante es aprender a saber comunicarse respetando la forma de ser de cada uno para solucionar sus diferencias sin hacerse daño. Algunas personas tienden a ser impulsivas y dicen lo que piensan sobre la marcha, otras necesitan pensar en silencio. Acuerden cómo quieren resolver los conflictos. 

Descarten ciertos problemas, pueden crear situaciones que los resuelvan simplemente hablando. Por lo tanto, es aconsejable tomarse el tiempo para discutir con calma los desacuerdos. No es tan simple como hablar de la decoración de tu salón de bodas; sin embargo, es un punto esencial para un buen acuerdo a lo largo del tiempo.

  • Defectos y peculiaridades

Tal vez aún no hayan salido a la luz, especialmente si no viven bajo el mismo techo, pero llegará el momento en el que se conozcan en el día a día. Siéntense y vean si alguno de ellos podría ser un problema real, por ejemplo: si está un poco loco por el orden y la pulcritud cuando la otra persona tiende a dejar sus cosas por ahí. Deberás ser tolerante y flexible para llegar a acuerdos y no asumir todo. Es importante que los dos hagan lo mejor que puedan. 

El matrimonio es una de las etapas más importantes de nuestra historia y deberás asegurarte de que este hermoso proyecto común sea seguido por una vida llena de felicidad. 

Ahora estás lista para dar el paso… Lo que queda por hacer es preparar un discurso de boda para decirle cuánto ama a esa persona. Acuerden el tema de tu boda e inviten a sus amigos a la ceremonia.

También te puede interesar:

10 rituales para preservar la intimidad en pareja

¿Cómo reactivar la vida sexual en pareja después del parto? 5 pasos para lograrlo

VIBEtv