Ana Frank, la joven feminista que registró el Holocausto con su diario

La joven escritora nació un 12 de junio de 1929.

131
Ana Frank
Foto: @centro_anafrank / Twitter

Ana Frank pasó a la historia por ser autora de uno de los testimonios más conocidos sobre el Holocausto, pero su famoso diario es más que los pensamientos sobre el terror que vivió con su familia, ya que también eran los primeros pasos literarios de una joven feminista que soñaba con ser periodista.

Cuando en 1933 los Nazis tomaron el poder, la familia de Ana Frank huyó a Ámsterdam donde conseguirían una casa que después les serviría de refugio de los Nazis, específicamente el sótano en el que vivieron cerca de cuatro años.

Desde el inicio del encierro, la joven de 13 años comenzó a llevar un registro de la forma en la que se relacionaba con su familia (sobre todo con su madre), sus diferencias e incluso describe parte de su despertar sexual (algo que su padre, Otto Frank, censuraría en las primeras ediciones del diario).

Ana Frank feminista

Además de llevar un registro de los sucesos cotidianos de su familia durante dos años, Ana también expresó muchos de sus pensamientos sobre el mundo y la forma en la que éste ve a las mujeres.

En varios fragmentos se pueden apreciar las críticas que la joven judía realizaba al machismo imperante en la sociedad, los roles de género y la importancia de las mujeres en el mundo.

Este es sólo uno de los fragmentos más conocidos en los que Ana Frank plantea sus ideas sobre las mujeres:

“¡Las mujeres también deben ser respetadas! Generalmente, los hombres siempre están en buena estima en todas las partes del mundo, ¿por qué con las mujeres no debería ser igual? Los soldados y los héroes de guerra son honrados y conmemorados, los exploradores ganan fama mundial, los mártires son reverenciados. ¿Pero cuántas personas ven a las mujeres como a los soldados? Las mujeres, que luchar y sufren para asegurar la continuación de la raza humana, hacen más rudos y valientes soldados que todos esos habladores héroes de la libertad juntos”.

Preparaba una novela

Hasta 1944, el diario de Ana Frank era un texto personal que, si bien estaba pensado para ser leído, no representaba más que el testimonio de la joven autora. Sin embargo, todo cambió el 28 de marzo de ese año cuando el ministro de Educación, Gerrit Bolkestein, hizo un llamado por radio.

Bolkestein pidió a través de la radio clandestina Radio Oranje que cualquier ciudadano que tuviera la oportunidad de documentar de primera mano el Holocausto hiciera todo lo posible por conservar dichos testimonios, no sólo como registro histórico, sino como prueba contra los responsables de la guerra.

En este momento, Ana Frank comenzó la reescritura y edición de su diario con el fin de volver un testimonio histórico de su registro y con miras a volverlo una novela titulada La casa de atrás.

Sin embargo, en agosto de ese año, la familia Frank fue detenida y llevada a Auschwitz. Sólo Otto Frank logró sobrevivir al encierro, pues al año siguiente Ana Frank murió consecuencia de la epidemia de tifus que se registró en los campos de concentración.

También te puede interesar:

Como dijo Octavio Paz: no escribas, Elena, para no opacarme

Reconocen en los Pulitzer a joven que grabó detención y muerte de George Floyd

VIBEtv