Día Mundial del Síndrome de Tourette ¿qué es y cuál es su tratamiento?

El síndrome de Tourette también puede relacionarse con trastornos referentes a alteraciones del estado de ánimo, ansiedad y depresión.

9
Síndrome de Tourette
Foto: Pexels

El Día Mundial de la Concientización del Síndrome de Tourette, es una fecha proclamada para crear conciencia sobre el padecimiento de este trastorno, mismo que se caracteriza por la aparición de movimientos involuntarios y repetidos que pueden ir acompañados por sonidos de variada intensidad y frecuencia. Este trastorno neuropsiquiátrico del desarrollo aparece comúnmente antes de los 21 años, entre la infancia y la adolescencia.

Cabe señalar que del 90% de los pacientes con síndrome de Tourette también padecen otros trastornos vinculados con alteraciones del estado de ánimo, ansiedad, depresión, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Aunque aún no se han demostrado las causas que originan este padecimiento, los rasgos y tratamientos cada vez son más visibilizados.

Por ello, tener una fecha especifica para reconocer las afectaciones que causa el síndrome de Tourette en la vida cotidiana de los pacientes es de suma importancia para fomentar una cultura de respeto, comprensión y conocimiento sobre este padecimiento.

¿Por qué se llama Síndrome de Tourette?

El nombre del síndrome se debe al neurólogo francés Georges Gilles de la Tourette, quien estudió y distinguió los principales síntomas, asimismo determinó que se trataba de una enfermedad degenerativa e incurable.

No obstante, el decreto del Día Mundial de la Concientización del Síndrome de Tourette fue gracias a Mary Robertson, neuropsiquiatra dedicada al estudio de este trastorno. Su apoyo y labor clínica hacia los pacientes con este sindrome quedaron precisados a partir del 7 de junio de 2019.

Síntomas del Síndrome de Tourette

Los tics o movimientos involuntarios presentes en el padecimiento de este trastorno se pueden manifestar de la siguiente manera:

  • Simples: Movimientos repentinos, breves y repetitivos implican un número limitado de grupos musculares.
  • Complejos: Estos patrones de movimientos diferentes y coordinados involucran varios grupos musculares.

En ambos casos, los movimientos pueden ir acompañados de sonidos, palabras o frases que no pueden controlarse y simplemente se emiten.

De acuerdo con los especialistas, el síndrome de Tourette podría estar relacionado con antecedente familiares; es decir, si alguien con el que se comparte un vínculo consanguíneo lo padeció podría tenerse más probabilidades de desarrollarse en alguna familia. Además, los estudios demuestran que los hombres tienen entre 3 y 4 veces más posibilidades de tener este síndrome.

Tratamiento

Hoy en día existen diversos tratamientos que permiten controlar algunos de los tics causados por el síndrome, ya sea mediante medicamentos o terapia estimulación cerebral profunda.

También te puede interesar: 

El dolor de la ruptura en la amistad: 7 consejos para superarlo

Summer body: 7 razones para no adoptarlo ni estresarnos por tenerlo

VIBEtv