Summer body: 7 razones para no adoptarlo ni estresarnos por tenerlo

Somos dueños de nuestro propio cuerpo y nadie nos tiene que imponer que nos sometamos al dictado del vello o a cualquier otro mandato corporal.

21
El peligro del summer body
Foto: Pexels

Con la llegada del verano, las revistas empiezan a circular de nuevo con artículos sobre el famoso “summer body” (cuerpo de verano). Debajo de este término anglosajón bastante “de moda” se esconde, de hecho, un mandato real que pesa sobre la moral de millones de mujeres cada año. ¿Desde cuándo hay que tener un cuerpo de verano para disfrutar del verano? Afortunadamente, el concepto está perdiendo impulso.

7 buenas razones para no adoptar el “summer body”

  • Tiene mala influencia en la salud mental

La mayoría de nosotros ya hemos escuchado el término “cuerpo de verano”, y son muchos los que han encontrado una connotación negativa. Hay un gran número de individuos que sienten presión en torno a la búsqueda de ese cuerpo perfecto. Algunos dicen sentir la presión mediática para perder peso en esta temporada. 

  • Se pueden desarrollar trastornos alimentarios

Quien dice pérdida de peso rápida antes del verano también dice necesariamente dieta. Y algunas personas no dudan en tomar medidas drásticas privándose por completo de alimentos que son esenciales para la buena salud de nuestro cuerpo. Miles de personas tienen menos placer en comer antes del verano. 

Pero lo más preocupante: algunos desarrollan trastornos alimentarios como la anorexia, la bulimia o incluso la ortorexia. Un poco exagerado para un simple summer body que mantendremos durante 3 meses, ¿verdad?

  • Arruina nuestra confianza

Llevamos semanas luchando por mantener esta autoestima y cuando lees en las revistas que ya deberías haber perdido 5 kilos para prepararte para el verano (gracias por las fotos de modelos retocadas), literalmente te rindes. Recaer en nuestras viejas formas de castigarnos y odiarnos a nosotros mismos. ¿Realmente vas a arruinar esas horas de esfuerzo para apegarte a las siluetas brillantes que en su mayoría están truqueadas?

  • Nos impide disfrutar del verano

¿Cuántas personas (sí, en su mayoría mujeres) han externado que nunca se ponen el bañador en la piscina o en la playa? ¿Y por qué? Porque tienen miedo de los ojos de los demás. ¿Qué es más agradable que nadar cuando hace 38°C a la sombra? ¡El período de verano está hecho precisamente para liberar la presión! Y esto, el concepto del cuerpo de verano se ha olvidado un poco. Entonces, dale una pequeña inyección de refuerzo.

  • Obstaculiza nuestra libertad corporal

Porque quien dice summer body también dice cuerpo bronceado y depilado. Entonces, si eres blanco con vello debajo de las axilas o en las pantorrillas, ¿todo lo que tienes que hacer es quedarte encerrado? Somos dueños de nuestro propio cuerpo y nadie nos tiene que imponer que nos sometamos al dictado del vello o a cualquier otro mandato corporal. El cuerpo de verano pretende encerrarnos en una caja que se supone que es “la perfección”, pero, ¿quién puede afirmar que tiene este secreto? ¡Sé como eres, sé libre!

  • Envía mensajes erróneos a las generaciones jóvenes

Porque ¿qué transmite? Que hay que ser delgado, musculoso, bronceado y depilado para ser digno de ir a la playa. Este es un patio de recreo perfecto para mentes jóvenes carentes de madurez que estarán encantadas de castigar a sus conocidos que no encajan en estos criterios. Depende de nosotros infundir confianza en sí mismos, respeto y tolerancia en las generaciones más jóvenes. Por tanto, es imperativo que el concepto de cuerpo de verano no sea más que un lejano recuerdo desagradable. ¡Y para eso, también tendríamos que empezar por dejar de usar este término!

  • Es una gran fuente de estrés

Si bien debemos agradecer poder broncearnos en bañador en la playa, comernos un buen helado en el puerto o vestirnos con una camiseta de tirantes. El cuerpo de verano lo prohíbe. En verdad, somos nosotros los que nos reprimimos por miedo a la mirada de los demás y, a veces, por disgusto con nuestro propio cuerpo. Incluso, antes de llegar a un lugar o de vestirnos por la mañana, nos estresamos.

Realmente no sabemos por qué, pero comenzamos a temblar mientras nos hacemos mil preguntas, cada una más absurda que la otra. Cuando en verdad, nuestra única pregunta debería ser qué nuevo cóctel vamos a probar para la cena. 

Finalmente, el summer body sigue siendo un invento nocivo de nuestra sociedad y de la industria dietética. Así que tíralo todo. Porque el único secreto para estar guapa en traje de baño es ponérselo.

También te puede interesar:

¿Cómo prevenir trastornos alimenticios?

5 claves para entender el “Body Positive”

VIBEtv