Crean marcapasos temporal que se disuelve en el cuerpo

No requiere baterías y está diseñado para pacientes que requieren soporte cardíaco temporal, lo que podría hacer que la cirugía cardíaca sea más segura.

105
Marcapasos biodegradable
Foto: Nature Biotechnology

Investigadores de la Universidad de Northwestern y la Universidad George Washington, Estados Unidos, han desarrollado el primer marcapasos temporal, lo que significa que se puede implantar sin tener que retirarlo, ya que está hecho completamente de materiales que pueden ser absorbidos por el cuerpo humano.

Un dispositivo de estimulación cardíaca inalámbrico, sin baterías y fácilmente implantable, pero sobre todo capaz de desaparecer cuando ya no se necesita, es decir, no antes de los 20 días posteriores a la implantación. Ligero y delgado, mide sólo 250 micrones de grosor y pesa menos de medio gramo.

“El hardware colocado en el corazón o cerca del mismo crea riesgos de infección y otras complicaciones. Nuestros marcapasos inalámbricos y transitorios superan las principales desventajas de los dispositivos temporales tradicionales al eliminar la necesidad de cables percutáneos, ofreciendo así la posibilidad de reducir costos y mejorar los resultados en la atención al paciente”, dijo el investigador de Northwestern, John A. Rogers, quien lideró el desarrollo del dispositivo.

Por otro lado, el Dr. Rishi Arora, cardiólogo de Northwestern Medicine que codirigió el estudio, añadió que, a veces los pacientes necesitan marcapasos sólo temporalmente, como por ejemplo: después de una cirugía a corazón abierto, un ataque cardíaco o una sobredosis de medicamentos.

Después de eso, cuando el corazón del paciente se ha estabilizado, es necesario retirar el marcapasos. El estándar actual de atención incluye técnicas y procedimientos que pueden provocar infecciones y otras complicaciones para el paciente.

El dispositivo recolecta energía de forma inalámbrica desde una antena externa remota utilizando protocolos de comunicación de campo cercano, la misma tecnología utilizada en los teléfonos inteligentes para pagos electrónicos y etiquetas adhesivas RFID, con también la capacidad de controlar su funcionamiento, puesta en marcha y detención.

Con el marcapasos transitorio de Northwestern y GW, cirujanos y pacientes pueden, por tanto, evitar el procedimiento final de retirada del dispositivo, todo ello con la ventaja de menores costes y tiempos de manipulación y sobre todo mayor seguridad para el paciente.

Una tecnología que podría traer más ventajas también en otras áreas con diferentes tipos de dispositivos transitorios especialmente diseñados para desaparecer absorbidos por nuestro cuerpo una vez realizada su tarea.

Toda esta investigación del innovador marcapasos se publicó el pasado 28 de junio en la revista Nature Biotechnology, en el que se muestra la efectividad de este dispositivo y lo esencial que podría resultar en la medicina.

También te puede interesar:

Viróloga nobel de medicina afirma que este año no acabará la pandemia por Covid-19

Estas son las vacunas que aceptan en la Unión Europea

VIBEtv