6 errores comunes que cometes al usar el cubrebocas

¿Crees estar usándolo bien? Checa estos puntos y averígualo.

360
Una pareja besándose con cubrebocas
Foto: Pexels

Sí, ya lo sabemos, la pandemia ha sido una de esas cosas que no esperábamos que llegara a nuestras vidas, cambiando y moviendo toda nuestra rutina, pero especialmente, haciéndonos parecer iguales entre todos gracias al uso del cubrebocas.

Tras la llegada del COVID-19, varias medidas de salud se comenzaron a implementar, una de ellas fue el de hacer el uso frecuente de las mascarillas ya que gracias a éstas evitamos en un gran porcentaje el contagio a otros y también, el ser contagiados.

Sin embargo, durante muchos años aprendimos a vivir sin necesidad de estas telas que cubren la mitad de nuestra cara, por lo que, en casi todo este año, se han cometido una y otra vez los mismos errores al usar los cubrebocas.

Infografía sobre cómo usar cubrebocas
Instagram: @vibetvmx
  • No lavarse las manos

Lo primero que debes de hacer antes de que tus yemas toquen la mascarilla, es lavarte las manos tal como nos lo ha indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y nuestros gobiernos. Esto evitará que contamines algo que está hecho para protegerte; de la misma forma, es necesario volver a lavarte las manos antes de quitártelo.

  • Usarlo de forma incorrecta

Sabemos que el nombre con el que solemos llamarlo es cubrebocas, pero realmente tapa mucho más que la boca. La mejor manera de usarlo es que cubra desde la nariz (debajo de los ojos) hasta el mentón.

  • Tocar las partes que nos cubren

La única forma correcta de ponerse o quitarse un cubrebocas es tomándolo por los elásticos que se encuentran a los extremos y que suelen encontrar un soporte en nuestras orejas. Estar teniendo la zona del centro en constante contacto, solamente lo contaminará.

  • No lavarlo

En caso de no usar los desechables y optar por los reutilizables, es importante que sepas que estos deben de estarse lavando constantemente, de preferencia, después de cada uso.

  • Dejarlo en cualquier superficie

Tal como el juego “el piso es lava”, pero en una versión en la que podría ser “todo lo que toques puede tener coronavirus”. Se recomienda tener un estuche o bolsita en la que puedas guardar tu cubrebocas después de lavarlo y sanitizarlo; es así como evitarás que cualquier tipo de virus se le pueda pegar.

  • Quitárselo al hablar

Nos ha tocado vivir en esta época y como se ha dicho, hemos tenido que acostumbrarnos a la nueva normalidad en la que por infortunio tenemos que alzar un poco más la voz debido al bloqueo que existe por la mascarilla, por lo que debes tener en cuenta que no servirá de nada si cada que hablas te lo quitas. Lo único que lograrás es poner en peligro a los que te rodean y a ti.

También te puede interesar: 

OMS actualiza guía sobre cubrebocas: debe usarse en interiores

¿Cómo saber si un cubrebocas de tela protege del COVID-19?

¿Por qué no es seguro usar cubrebocas con válvula?

Este es el mejor cubrebocas contra la COVID-19, según investigadores japoneses

VIBEtv