¿Cómo saber si un cubrebocas de tela protege del COVID-19?

Si estás usando un cubrebocas de este tipo toma en cuenta la siguiente información.

259
¿Cómo saber si un cubrebocas de tela protege del COVID-19?
Pexels

El uso de cubrebocas y mascarillas seguirá siendo algo común en los siguientes meses y aunque los cubrebocas de tela son una de las opciones más cómodas, este accesorio no protege igual que una mascarilla N95 o un cubrebocas quirúrgico.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no considera el cubrebocas de tela como un accesorio que prevenga del contagio, por lo que no lo recomienda para personal médico demasiado expuesto al COVID-19.

Sin embargo, la institución también reconoce que en una situación de pandemia como la que vivimos, el cubrebocas de tela puede ser la mejor opción cuando escasean las mascarillas N95 o quirúrgicas.

Y es que el cubrebocas de tela en realidad sólo evitaría que una persona asintomática contagie a alguien sano a través de la saliva que se expulsa al hablar, pero no protegería al portador de la exposición al virus.

¿Cuál es el más seguro?

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda que los cubrebocas de tela estén hechos de una doble capa de tela de algodón con cinta elástica para que se ajuste al rostro.

Algunos sitios en internet recomiendan otro tipo de tela como seda, pero lo importante es que el cubrebocas tenga una doble tela que absorba lo más posibles las partículas de saliva y sin que acumule tanta humedad.

El cubrebocas de tela, al igual que la mascarilla N95, debe estar ajustado a las orejas sin y cubrir boca y nariz sin que exista espacio a los lados, de modo que se reduzca la cantidad de saliva que se expulsa de la boca.

Los únicos cubrebocas que no son recomendables son los que tienen válvula (o egoístas) ya que, aunque esté cerrada la válvula, se expulsan partículas de saliva.

¿Cómo limpiar un cubrebocas de tela?

De acuerdo con la página oficial de la OMS, existen varias recomendaciones y pasos a seguir cuando se opta por los cubrebocas de tela.

Una vez colocado no debes quitarte el cubrebocas ni tocarlo ya que te expones a tocar el virus. Mientras esté en uso, considera el cubrebocas infectado. Por ello, es importante que al quitártelo lo hagas agarrándolo de las ligas y poniéndolo en una bolsa de plástico si no lo vas a lavar inmediatamente.

Este accesorio se lava por separado con un poco de cloro y detergente. Es importante que antes de usarlo otra vez te aseguras de que esté completamente seco.

¿Cómo saber si un cubrebocas de tela protege del COVID-19?
OMS

 

Te puede interesar:

Este es el mejor cubrebocas contra la COVID-19, según investigadores japoneses

VIBEtv