Técnicas de respiración que te ayudarán a relajarte y a dormir mejor

Practicar la respiración consciente puede ayudarte a descansar mejor.

653
Una mujer practica técnicas de respiración
Pexels

Estamos atravesando un mes complicado: cierre de clases, entrega de pendientes laborales y ¡vivir en medio de una pandemia! Así que entendemos a la perfección que te cueste trabajo dormir como un “angelito”. Sin embargo, tener una buena noche de sueño es muy importante, y tú puedes conseguirla practicando algunas técnicas de respiración.

La respiración es una forma activa de meditación, por lo cual te permitirá desconectar tu mente, liberar el estrés y, si realizas una técnica para respirar conscientemente antes de irte a la cama, dormir mucho mejor.

Existen varias técnicas de respiración que puedes poner en práctica, aquí te compartimos un par que son sencillas de realizar y que te encantarán.

Respiración nasal alterna

Esta técnica de respiración ayuda a calmar el sistema nervioso, lo que es perfecto para deshacerse del estrés y poder dormir mejor. Su realización es sencilla y no lleva mucho tiempo.

Cómo practicarla

Paso 1. Siéntate en una posición cómoda.

Paso 2. Presiona los dedos índice y medio de tu mano derecha sobre el puente superior de tu nariz, entre las cejas, de modo que el pulgar caiga por fuera de la fosa nasal derecha y el dedo anular por fuera de la fosa nasal izquierda.

Paso 3. Cierra los ojos y presiona suavemente con el pulgar la fosa nasal derecha hasta que se cierre. Inhala lentamente por la fosa nasal izquierda mientras cuentas hasta tres.

Paso 4. Pasado el tiempo, suelta la fosa nasal derecha y presiona suavemente la fosa nasal izquierda con el dedo anular. Exhala lentamente por la fosa nasal derecha y cuenta hasta tres. Luego, inhala por el mismo lado y cuenta hasta tres.

Paso 5. Suelta la fosa nasal izquierda y aplica presión suave en la fosa nasal derecha. Exhala por la fosa nasal izquierda y cuenta hasta tres. Con esto concluirás una secuencia.

Paso 6. Repite esta secuencia durante 5 minutos, o más si te sientes cómodo. Puedes aumentar la duración de las inhalaciones y exhalaciones dos segundos más (si lo deseas). Eso sí, maten los dedos índice y medio en el puente de la nariz todo el tiempo.

Respiración 4-7-8

Esta técnica es perfecta para las noches en las que te sientes estresada y preocupada. Después de realizarla, tu cuerpo se sentirá aliviado y podrá descansar durante tus horas del sueño.

Cómo practicarla

Paso 1. Siéntate o acuéstate en una posición cómoda

Paso 2. Descansa la punta de tu lengua contra el paladar, para que quede justo detrás de tus dientes frontales superiores.

Paso 3. Vacía completamente el aire de tus pulmones. Luego, inhala por la nariz durante 4 segundos, contén la respiración durante 7 segundos y exhala por la boca durante 8 segundos.

Paso 4. Repite esa secuencia al menos cuatro veces. Con el paso del tiempo, haz esta técnica durante 5 minutos.

Puedes elegir una de estas dos técnicas de respiración y practicarla por las noches, o alternarlas. Hacer esto, aunado a desconectarte del celular y aclimatar tu habitación, te ayudará a conseguir un mejor sueño.

También te puede interesar:

3 ejercicios de relajación para antes de dormir

Sueño: ¿cuál es su etapa más importante?

7 consejos de Harvard para reducir el estrés

10 canciones para relajarse recomendadas por neurocientíficos

VIBEtv