6 consejos para un hogar primaveral saludable

Sigue estas 6 claves que te ayudarán a tener un hogar lleno de pureza.

22
Hogar primaveral
Foto: Pexels

Es fundamental purificar y airear tu casa con regularidad. Sobre todo en esta temporada en la que estamos acostumbrados a realizar la famosa “gran limpieza de primavera”. También podrías adoptar buenos hábitos para regenerar tu hogar primaveral familiar. ¿No estás segura de por dónde empezar o a qué partes apuntar? Aquí encontrarás 6 buenos consejos para lograrlo. 

6 consejos para lograr un hogar primaveral saludable

Airear diariamente por 30 minutos

Como habrás adivinado, este es el primer consejo fácil de aplicar para limpiar tu hogar, sea cual sea la estación. Por supuesto, esto depende del tamaño de tu hogar, pero recomendamos un mínimo de 30 minutos al día para que el aire tenga tiempo de renovarse en la habitación.

Empieza con los dormitorios, al momento de levantarte abre las ventanas y se recomienda cerrarlas justo antes de salir de casa (oficina, escuela, mandados). Esto es importante para conseguir una buena noche de sueño. Por la noche, cuando llegues a casa, concéntrate en la sala de estar. Los fines de semana, no te olvides de las estancias auxiliares como el baño (sobre todo con la humedad) y el lavadero. 

Limpia regularmente

¿Platos sucios por ahí? Las bacterias pueden proliferar y alterar la calidad del aire de tu casa. ¿Ropa sucia tirada por todos lados? Misma observación. El polvo se estanca y, francamente, no es terrible para los pulmones. El truco para no sentirse abrumado es ordenar sobre la marcha. Es un poco de gimnasia mental al principio, pero piénsalo: toma un objeto, lo terminas de usar y lo guardas en ese preciso momento. 

También presta atención a tus productos de limpieza. Muchos productos industriales que se venden en los supermercados contienen disruptores endocrinos y partículas no deseadas. Puede que no te des cuenta, pero nuestros muebles (incluso los limpios) pululan con estas partículas que quedan adheridas a ellos. ¿La solución? ¡Haz tus propios productos para el hogar!

Utiliza un medidor de humedad

Si no hay manchas en las paredes, es difícil ver el nivel de humedad de una casa a simple vista. Sobre todo porque cuanto más húmedo es el aire, menos fácil es respirar. Esto es particularmente preocupante para las personas propensas al asma, por ejemplo.

Aquí, los higrómetros resultan muy útiles. Coloca el objeto en la habitación de destino y déjalo funcionar. Incluso son capaces de detectar los niveles de humedad de materiales de construcción como madera, hormigón, baldosas, yeso o soleras de papel pintado. Y si están conectados en red, los higrómetros pueden incluso analizar datos de varias habitaciones simultáneamente. ¡Un pequeño artículo muy útil!

Compra plantas descontaminantes

Imagina que la naturaleza ha estado luchando durante mucho más tiempo que nosotros para limpiar el aire. ¿Su arma letal? ¡Plantas por supuesto! Algunas variedades absorben los contaminantes del ambiente a través de sus hojas. Con sus raíces formadas por microorganismos vivos, convierten los contaminantes en productos orgánicos para poder alimentarse de ellos. La planta filtra a través de sus hojas, digiere a través de sus raíces y libera oxígeno.

Ya sea que esté en una casa o en un apartamento, necesariamente hay una variedad que lo seducirá para limpiar su interior. Entre las más conocidas se encuentran: el scindapsus, la hedera, el ficus elastica o benjamina, la chamaedorea, el anthurium o incluso la dracaena. Pase lo que pase, siempre pide consejo a los dependientes de tu centro de jardinería favorito, ellos sabrán orientarte de forma eficaz según tu hábitat.

Mantenga su VMC (Ventilación Mecánica Controlada)

¿Conoces ese famoso respiradero instalado en tu baño o cocina? ¡Sí, sí existe! Y está claro que nunca se limpia y ese es un error, porque a ella le corresponde limpiar la habitación llevando el aire a otra parte para que se renueve. Es especialmente útil en el baño para regular el nivel de humedad.

Así que, una vez cada dos semanas, ármate con una esponja y su vinagre blanco y frota suavemente la rejilla de ventilación hasta que se ponga blanca. Si nunca lo haces: el aire se evacua mal y proliferan las bacterias. ¡Un pequeño gesto regular que te permitirá respirar mejor a largo plazo!

Presta atención a los materiales con los que están hechos tus muebles

Purificar tu hogar también pasa por los muebles que lo visten. Puede que no lo hayas sospechado, pero algunos muebles fabricados por las principales marcas contienen sustancias nocivas. Se añaden para teñir y/o tratar la madera durante su transformación, por ejemplo. En definitiva, pueden tener graves consecuencias en nuestra salud. 

Favorecemos en la medida de lo posible los muebles fabricados con los materiales más naturales posibles. Prestamos atención al origen de dichos materiales y aprendemos sobre la fabricación del producto, aunque eso signifique pagar un poco más por él. Y para limpiarlo recuerda, utiliza únicamente productos domésticos caseros.

Con todos estos consejos, ahora sabes cómo desinfectar de manera sostenible tu casa o apartamento.

También te puede interesar:

Día Internacional de la Madre Tierra: compromiso para frenar el Cambio Climático

¿Dejas estos 5 objetos en tu baño? Podrían causarte problemas

VIBEtv