Escritoras que tuvieron que publicar sus libros con pseudónimos masculinos

67
Escritora
Foto: Pexels

Desde 1996, cada 23 de abril la (UNESCO) conmemora el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor como una forma de fomentar la importancia de la lectura en el desarrollo y crecimiento humano.

Si bien la lectura ayuda a expandir las perspectivas y horizontes, la industria editorial tampoco se salva de haber incurrido en actos de machismo y discriminación contra las primeras mujeres escritoras, a quienes en su momento obligó a ocultar su identidad para ser tomadas en serio como creadoras.

Esta es una lista de escritoras que se vieron obligadas a usar un pseudónimo masculino para lograr publicar sus libros o simplemente para que sus pensamientos fueran tomados en serio.

Hermanas Brontë

Las famosas escritoras y hermanas Brontë, Charlotte, Emily y Anne son tres de las más famosas autoras que se vieron obligadas a publicar sus primeras obras con pseudónimos masculinos (los hermanos Bell: Currer, Ellis y Acton, respectivamente).

Pese a ello, sus novelas Cumbres borrascosas y Jane Eyre -hoy clásicos universales- no se salvaron de duras críticas por presentar personajes femeninos que no embonaban con el modelo de “mujer ideal” de la época.

Mary Shelley

La escritora de Frankestein o el Moderno Prometeo publicó este clásico de la literatura universal de forma anónima, ya que su esposo, Percy Bysshe Shelley, no logró conseguir un agente que publicara un libro escrito por una mujer. De hecho, como él escribió la nota introductoria, muchos reseñistas y críticos le adjudicaron la obra.

Afortunadamente, en las ediciones posteriores sí se publicó el nombre de Mary Shelley y desde entonces es una de las referentes de la literatura de terror.

Mary Evans (George Elliot)

La escritora, periodista y crítica literaria Mary Evans es otra famosa autora que recurrió a un pseudónimo masculino (George Elliot) para publicar sus obras y que éstas fueron tomadas en serio.

Lo anterior, a pesar de que Evans logró codearse con algunos de los escritores más reconocidos de la época y con quienes pudo mostrar sus conocimientos sobre literatura y filosofía, a los cuales tuvo acceso gracias a su padre, quien apoyó su educación y no criticó su poco interés en el matrimonio.

Louis May Alcott (A.M. Barnard)

La famosa autora de Mujercitas escribió sus primeras obras de ficción con un pseudónimo masculino, A.M. Barnard, aunque el clásico con el que es recordadas sí lo publicó con su nombre real, Mujercitas.

También te puede interesar:

Celebra el Día Internacional del Libro con estas 5 mujeres escritoras

Películas que casi superan al libro en el que están basadas

“Nomadland” arrasa en los Spirit Awards y se acerca al Oscar

VIBEtv