Brecha salarial: ¿Cuánto gana una futbolista profesional en México?

En un deporte en el que los hombres son bien remunerados, las mujeres apenas pueden vivir con su sueldo.

215
Futbol femenil Selección Mexicana
Foto: Instagram/@miseleccionfem

Imagínate trabajar todos los días, hacer lo mismo que tu compañero, poner el mismo esfuerzo y también dar los mejores resultados, pero tu sueldo es menor por el simple hecho de ser mujer. Estas situaciones las hemos visto en varias ocasiones, pero cabe destacar que para una mujer futbolista, no sólo de México, sino de todo el mundo se enfrentan a esta patética brecha salarial.

Mientras que los hombres que se dedican al futbol, de igual forma profesionalmente, disfrutan de pagos que en promedio oscilan en los 3 millones 800 pesos en nuestro país, más de 200 mil pesos por partido; infortunadamente para las mujeres no es lo mismo ya que muchas de ellas se ven en la necesidad de buscar otras alternativas para continuar con sus sueños, los cuales implica una dieta, traslados, y mantener una rutina como atleta.

Un claro ejemplo de ello es la exfutbolista del equipo Atlas, Alicia Cervantes, quien actualmente es delantera del Chivas y que denunció que percibía un sueldo de mil 500 pesos al mes, los cuales resultaban insuficientes para mantener su vida como deportista.

La Federación Mexicana de Futbol Asociación A. C. (FMF) es el organismo que se encargó de establecer esta retribución como el mínimo y que los recursos que se llegaran a generar por la Selección Femenil para que los clubes paguen, depende de cada uno para sumar dinero.

Pero ¿por qué ellos sí y ellas no?

“El club fijará los horarios de entrenamiento, prácticas y horas en las que la jugadora deberá estar a disposición del club para su participación en partidos que deba cumplir la jugadora. Los horarios o días fijos de trabajo dada la naturaleza de este convenio serán variables”, se leía en la reglamentación de México.

Con información de Goal, se mencionó que Daniela Pulido, exfutbolista de Chivas, decidió tomar otros caminos después de que recibiera un “aumento de sueldo” tras haber conseguido el título en su primer torneo de Liga Femenil, en el que en ese momento ganaba cuatro mil pesos mensuales, una mesada que se mantuvo hasta Guardianes 2020.

En su gran mayoría, los clubes tienen como un promedio de sueldo para sus deportistas de 3 mil 500 pesos mensuales, mientras que otras instituciones como Tigres, Rayadas de Monterrey y América, les pagan a sus futbolistas alrededor de 120 mil pesos al mes.

Aunque parezca triste e indignante, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) cree que para estar en la línea mínima de bienestar en el país, el salario para cada atleta debería ser de 2 mil 850 mensuales.

No obstante, esta cantidad no les permitiría continuar con su vida de deportista por las actividades y alimentos que necesitan en comparación con las personas que no son profesionales en algún deporte, sumando que algunas de ellas son la cabeza de sus hogares.

Casi cuatro años después de la fundación de la liga, se ha podido mejorar las condiciones de las jugadoras a través del club, aunque esto se debe a los patrocinadores de equipos femeninos como marcas de alimentación, productos de cuidado femenino e instituciones bancarias, casinos o menaje del hogar.

Algunas personas apuestan por aprovechar el reconocimiento de la afición, creando recursos para que las televisoras paguen, y negociando y firmando contratos en beneficio del fútbol femenino cada año. La brecha aún es larga, pero México se está desarrollando de una liga femenina a uno de los mejores países del continente americano, pero aún es superado por la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

También te puede interesar:

Herly RG, la tiktoker que se burla del machismo y la masculinidad frágil

¿Qué es la violencia vicaria y cómo identificarla?

Nuevas familias, nuevas formas de relacionarnos

VIBEtv