¿Qué es la esponja Konjac y cómo se utiliza?

Después de tener una esponja konjac tu rutina de belleza se verá beneficiada.

14
Esponja konjac
Foto: Instagram/@belaruna.cosmetica

La esponja de konjac se ha convertido en uno de los productos más demandados para el cuidado y limpieza de la piel, además las personas que la utilizan constatan la efectiva función como exfoliante. Por ello, en VibeTV te contaremos qué es la esponja konjac y por qué aporta grandes beneficios al usarla como parte de la rutina de belleza e higiene personal.

Lucir una piel suave y sin imperfecciones es una tarea de todos los días, pero para mantenerla saludable no sólo es indispensable tener una dieta equilibrada y tomar mucha agua, también es importante cuidad tu piel a través de rutinas de exfoliación y limpieza diaria, ya que durante el transcurso del día, las actividades y el entorno donde nos desenvolvemos genera suciedad y deshidratación en nuestra piel.

¿Qué es la esponja konjac?

Se trata de una esponja natural hecha a base de la planta milenaria asiática Konjak y la cual es cultivada en zonas de gran altitud,; además, su composición consta del 95% de agua y 5% de minerales. Este producto se fabrica con las raíces de la planta, por ello, al utilizarla en el cuidado y limpieza de la piel trae grandes beneficios.

Proceso de fabricación de la esponja Konjac

Después de sembrar la planta konjac se espera un año para poder extraer su raíz, para después pulverizarla y convertirla en harina. Luego de este proceso, es mezclada con agua purificada. Al terminar esta combinación, pasa por un proceso de calor que se lleva a cabo en moldes.

Después de eso, se deja reposar a temperatura ambiente, y luego es colocada en una cámara de refrigeración para finalmente envasarla al vacío en un contenedor hermético para evitar que se contamine.

¿Cómo usar la esponja konjac?

La esponja de konjac tiene una textura áspera y rugosa, así que para comenzar a utilizarla es necesario sumergirla en agua purificada que se encuentre a una temperatura templada, de este modo, la esponja se ablandará y su tamaño crecerá un poco.

Este proceso es muy importante porque la esponja debe estar bien hidratada para que cumpla su función de forma correcta. Y de este modo, deberás seguir los siguientes pasos para hacer tu rutina de limpieza.

Procedimiento:

Paso 1: Con movimientos suaves y circulares, comienza a frotar tu rostro o las zonas de la piel que quieras limpiar. No añadas ninguna producto pues con los beneficios de la esponja basta.

Paso 2: Pasa por todas las zonas sin oprimir demasiado, pues sólo con los movimientos verás que tu piel se siente más suave, esto es porque la esponja permite una exfoliación natural mientras se introducen los nutrientes de la planta. ¡Y listo! Tu piel se verá como nueva y libre de células muertas.

Limpia la esponja konjac

Después de tu rutina de limpieza, se recomienda enjuagarla bien, sin utilizar jabones no otros productos, y luego hiérvela durante unos minutos para que se desinfecte. Una vez que esté seca guardarla en el refrigerador dentro de un recipiente hermético o bien sellado.

La vida funcional de las esponja konjac es de 2 a 3 meses, así que una vez pasado ese tiempo, puedes colocarla junto con los residuos orgánicos que generes, ya que al tratarse de una esponja natural, esta puede funcionar como composta. ¿Ya conocías los beneficios de esta esponja?

Te puede interesar:

¿Cómo desmaquillarte correctamente y sin desperdiciar producto?

6 aceites vegetales para cuidar tu cabello (según tu tipo de pelo)

VIBEtv