UNAM reedita el libro “Diario del dolor” de María Luisa Puga

La UNAM ha decidido lanzar nuevamente el libro que se publicó en el mismo año de la muerte de Puga, creando maneras de ver el dolor en la sociedad.

220
Diario del dolor
Foto: @librosunam / Twitter

Brenda Navarro, ensayista y escritora, quien también es autora del texto introductorio que se anexó al libro Diario del dolor de María Luisa Puga, asegura que “las grandes y más importantes cosas de la humanidad, como las conocemos en la actualidad, se han hecho gracias al dolor”. La obra ha sido recuperada por Cultura UNAM para formar parte de la colección editorial Vindictas.

Diario del dolor fue publicado por primera vez en el mismo año que Puga falleció, en 2004 y consta de 100 fragmentos en los que la autora habla sobre su lucha contra la artritis reumatoide, frente al sufrimiento causado por la pandemia, su efectividad incluso radica en reflejar la vida de muchas personas en la actualidad.

“Ahora es el mejor momento para que lo discutamos públicamente, por lo que estamos viviendo. Poner los cuerpos dolorosos como centro de las conversaciones me parece muy importante en un estado pandémico como el que tenemos, que cuestiona de forma directa al sistema de salud, un sistema de salud casi extinto en México, pero concebido a nivel mundial como la administración del dolor, no de la solución o de la prevención, sino la administración de un dolor y la infantilización de las personas que se enferman”, comentó Brenda Navarro.

Aunque admitió que se refería a un libro que no había escrito y por lo tanto no puede ser refutado por su autora, la fundadora de #EnjambreLiterario -proyecto editorial dedicado a las obras publicadas por mujeres- aseguró que se trata de “un diario que hacía las preguntas filosóficas más importantes sobre la propia mortalidad”.

Navarro agregó que le parece que el libro es interesante y trata de ponerse en el lugar y en el momento en que María Luisa decidió escribir sobre lo que estaba sintiendo en esos momentos en el que comenzó a escribir su obra, de acuerdo con Milenio.

“Es un posicionamiento casi político de decir ‘no me voy a dejar vencer’, porque cuando le escribe al dolor, se está escribiendo a ella misma, es como una metáfora de la mujer que ya no va a poder ser y cómo se va a enfrentar a eso cuando se vuelva a leer ella. Pensar a María Luisa en esos términos de: me siento mal, me duele, y aun así voy a escribir y voy a dejar testimonio de mí misma a mí misma es importante, por lo que tenemos que seguir hablando de este libro”, añadió.

Brenda Navarro cree que hay lectoras y escritoras hablando de estos libros, pero no son parte de la industria editorial, este hecho hace que ella crea que este libro siempre ha existido, tiene lectores, pero no tiene la visión de la editorial. La industria “es otro asunto”, por lo que espera que Diario del dolor pueda ser releído, ahora con el apoyo de Vindictas y la UNAM

“María Luisa tuvo el reconocimiento que ella necesitaba, porque según entiendo –aunque ella no está aquí para desmentirme– había comprendido que estar en el mundo literario no era lo que más le apasionaba, por eso se fue a vivir a Michoacán”, dijo.

Como Brenda mencionó sobre lo que pasa con la mayoría de los libros es que, cuando son buenos, necesarios y reflejan un estado en la sociedad, terminan recuperándose tarde o temprano, tal como le esta sucediendo al libro de María Luisa Puga con Diario del dolor.

Brenda Navarro afirma que “el dolor es lo que nos mueve y nos une con los demás seres vivos. Todos los seres vivos sufren” siendo un ejemplo de que el dolor es capaz de mover a las personas y a los mundos; tal como las madres que buscan a sus hijos o hijas desaparecidas, familiares que tienen a alguien enfermo y buscan maneras de que el sufrimiento sea menor, creando de esta obra que, lejos de ser una metáfora es una realidad aplicada en todos los sentidos.

También te puede interesar:

5 lecciones que nos dejó ‘El segundo sexo’ de Simone de Beauvoir

TV UNAM estrena serie sobre diversidad sexual en México

Películas inspiradas en Simone de Beauvoir y sus libros

VIBEtv