¿Qué es el autosabotaje y cómo enfrentarlo?

El autosabotaje puede aparecer cuando estás cerca de alcanzar algún objetivo.

86
autosabotaje
Foto: Pixabay

Para alcanzar un objetivo se tienen que realizar cambios, y cuando este se logré más cambios vendrán con ello; esto puede ocasionar miedo, ante la incertidumbre, las responsabilidades nuevas o simplemente porque se trata de salir de la zona de confort, es entonces cuando el autosabotaje aparece.

Esos obstáculos que van llegando de pronto y que, de manera inconsciente, aunque también puede ser sabiendo lo que podrían causar, nosotros mismos nos ponemos en el camino para evitar seguir avanzando.

El autosabotaje llega con el fin de no salir del espacio que consideramos seguro porque es el conocido, y debido a este las metas, sueños u objetivos que nos hemos planteado pueden truncarse por razones que sí están en nuestras manos, contrario a si ocurriera por algún factor del contexto.

Un ejemplo simple de esto es cuando alguien se propone comenzar a hacer ejercicio, pero cada que llega el día en que dijo que iniciaría, decide encontrar pretextos clásicos como “hoy no tengo tiempo”, “mejor empiezo el lunes” o cualquiera que se pueda anteponer a su meta.

Es difícil combatir este comportamiento pues lo hemos colocado como algo común que creemos que es lo que se debe hacer o que en realidad no es nuestra decisión, sin embargo, es posible, y para lograrlo estos son algunos consejos.

Sé honesto

Reconoce que salir de lo conocido te causa temor, pero, además, indaga en las razones exactas de ese miedo. Al encontrar de dónde viene podrás combatirlo desde la raíz y ser consciente cuando estés a punto de colocarte algún obstáculo para evitar hacerle frente.

Sé positivo

Convéncete de que la meta que persigues es posible de alcanzar y motívate todos los días para llegar a ella. Así el esfuerzo que emplees, la ilusión por lograr lo que has buscado y el tener claro a dónde quieres llegar, colaborará para que el autosabotaje simplemente desaparezca del camino.

Camina lento, pero con paso seguro

Alcanzar una meta, sobre todo cuando esta es grande, no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana. Requiere de tiempo, esfuerzo, de planes adecuados y probablemente también incluirá algunos fracasos. Por ello debes tener en cuenta que el proceso no será rápido, pero que eso no quiere decir que se trate de algo imposible.

Ten claro el contexto social

Muchas veces, aunque se tenga la disposición y las ganas, familiares o amigos pueden ejercer influencia sobre nosotros y nuestras metas, limitándonos al hacernos creer que son algo que no vamos a lograr o que no tiene sentido, por lo que es importante que tengas claro que se trata de opiniones de afuera que no deben afectarte ni modificar tus objetivos, porque estos son solo tuyos.

Con información de Psicología y Mente

También te puede interesar:

Vacuna CureVac sólo alcanza eficacia del 47%

Lambda: la nueva variante de COVID-19 que se detectó en Perú

Presentan el Lineamiento Técnico para la Atención del Aborto Seguro en México

VIBEtv