Amor unilateral: 8 claves para superar este sufrimiento silencioso

El amor implica necesariamente un compromiso recíproco entre dos personas.

16
Amor unilateral
Foto: Pexels

¿Estás listo para hacer cualquier cosa para que tu pareja sea feliz? Por otro lado, ¿esta persona no es (o ya no) en absoluto receptiva? Amar a alguien que no nos ama de la misma manera es uno de los dolores más duros de soportar. Incluso después de confesar los sentimientos, algunos siguen sufriendo durante años. Otros viven este amor en silencio y no abren su corazón a nadie más. Si te encuentras en esta situación, sigue leyendo.

7 claves para superar el amor unilateral

1- Cuestionar tu relación contigo mismo

¿Por qué amo a esta persona tan profundamente cuando no tiene los mismos sentimientos por mí? Para sanar, primero debes entender, y esto implica cuestionar tu amor pasivo, tu relación con el amor y la relación consigo mismo. ¿Lo amo porque no siento que yo me ame? ¿Es precisamente para suplir esta falta? Recuerda de paso que el otro no te debe completar sino enriquecerte.

2- Posicionarse en el compromiso

El amor implica necesariamente un compromiso recíproco entre dos personas. El amor unilateral es también una forma de protección. Si le amas intensamente y la otra persona no lo hace de regreso, también te proteges del compromiso y adaptación permanente que requiere la pareja. Sabes que le amas y que él/ella no te ama, pero al menos estás seguro que nunca te dejará.

Como la historia nunca comienza, seguimos idealizando al otro y nos protegemos de posibles decepciones, porque sabemos muy bien que la idealización no dura en una pareja. 

3- Cuestiona tu pasado

En el caso del amor unilateral, no es raro que una de las 2 figuras parentales sea idealizada, insustituible. Nos posicionamos entonces en un amor imposible para que la pareja no sufra por la comparación. Por el contrario, una figura paterna fallida también puede empujar a encontrar una persona perfecta (en apariencia) a la que amaremos en silencio para cumplir con todos los criterios que nos imponemos. Sabiendo inconscientemente que nadie en la Tierra será capaz de responder positivamente a todos los criterios que nos hemos fijado.

De manera similar, el divorcio de los padres también puede crear privación emocional. Entonces, nos mantenemos en el amor unilateral para evitar reproducir el patrón de separación y el sufrimiento que la acompaña. 

4- Piensa en tu pareja y tu sexualidad

Puede suceder que una persona que ya está en una relación se enamore de otra persona. Una persona que ya está casada o del mismo sexo, por ejemplo. Esto provoca una sensación de transgresión, de prohibición. Para escapar de los problemas de pareja, uno se encierra en un amor imposible que abre un campo de fantasmagorías. La idea aquí es centrarse nuevamente en su propia vida y los problemas inherentes a su relación. 

De igual forma, si te enamoras de una persona de tu mismo sexo cuando eres a priori heterosexual, puede tratarse de una fantasía. ¿Qué pasa si realmente me revelo al estar en una relación con una persona del mismo sexo? ¿Y si un día pudiera enamorarme de un hombre o de una mujer? Aquí, tienes que hacerte las preguntas correctas. ¿Es esto una fantasía o realmente tengo una atracción por las personas del mismo sexo?

5- Aprende a perdonarte a ti mismo

Muy a menudo, las personas que experimentan el amor unilateral no le dicen a nadie o sólo a unos pocos elegidos en quién realmente confían. No necesariamente por vergüenza, sino porque tienen miedo de ser juzgados. De hecho, la sociedad no es amable con aquellos que aman sin retorno. Y esto, sencillamente, porque muestra una parte de vulnerabilidad que se hace eco de nuestra propia fragilidad. 

Una persona que nunca da el paso es necesariamente débil o se siente indigna de ser amada a cambio, pero que tire la primera piedra el que nunca lo ha sentido. No hay nada de malo en el amor unilateral. Perdónate para superarlo mejor y sigue adelante.

6- Trabaja en tu confianza

Al imaginar una historia que nunca tendrá lugar, nos tranquilizamos narcisisticamente. Alimentamos nuestra confianza en nosotros mismos, pero de manera equivocada. Cuando quieres salir de un amor imposible, primero debes amarte a ti mismo. Para aprender a confiar en ti mismo, a ser consciente de tus capacidades, de tus puntos fuertes, pero también de tus límites.

7- Ábrete a nuevos encuentros

Una vez avanzado el paso anterior, te será de gran utilidad para abrirte a nuevos encuentros o tal vez consideres “arreglar” tu relación. Si bien es muy difícil al principio, porque permanecemos apegados en cuerpo y alma a este amor imposible, el hecho de enfrentarnos a la realidad hará que nuestro muro se derrumbe poco a poco. Y quién sabe, tal vez conozcas a alguien que te haga querer probar algo diferente.

8- Aceptar a dejar ir este amor unilateral

Cuando hayas pasado por todos estos pasos y te hayas cuestionado a ti mismo, llegará el día en que te sentirás listo para dejar ir este amor imposible. Sobre todo, no intentes contenerlo. Porque es aprendiendo a superar el sufrimiento que nos levantamos más fuertes y dispuestos a amar y sobre todo a ser amados.

Aunque a veces sea difícil abrir los ojos, el amor unilateral es un sufrimiento silencioso que debes tratar de barrer lo más rápido posible, por tu propio bienestar. Por cierto, ¿alguna vez has estado en una relación así?

También te puede interesar:

“Firedooring”: cuando el amor y el apego no son correspondidos

¿Creer en un alma gemela podría ser un mito peligroso?

VIBEtv