5 ejercicios que puedes hacer sin levantarte de la cama

El ejercicio es fundamental para mejorar en todos los aspectos de nuestra vida.

42
Ejercicios para hacer en cama
Foto: Pexels

Aunque queramos cambiar nuestra salud y actividad física, en ocasiones por falta de tiempo o actitud, se nos complica conseguir las metas deseadas. Sin embargo, existen métodos para hacer ejercicios que pueden ayudarte a generar un hábito de entrenamiento, algunos de estos los puedes realizar desde tu cama.

El ejercicio es fundamental para mejorar en todos los aspectos de nuestra vida, desde lo emocional hasta lo mental y físico. Con este listado de ejercicios ya no habrá excusas para no hacer deporte, ya que los puedes practicar acostada.

5 ejercicios para hacer en la cama

Tijeras:

Para hacer este ejercicio debes mantenerte acostada boca arriba y tus manos deben estar debajo de tu cadera. Una vez adoptando esta posición debes levantar ambos pies sin flexionar las rodillas hasta que se posicionen por encima de la cadera apuntando hacia el techo. Esto contraerá los músculos centrales del cuerpo. Luego baja la pierna sin perder la postura y tampoco debes tocar la cama. Después sube la otra pierna. Alterna una y una.

Levantamiento de piernas:

Aquí probarás el levantamiento de piernas con la rodilla hacia adentro. Acuéstate sobre el lado derecho y flexiona la rodilla derecha poniendo el pie detrás. Luego realiza una línea recta con la pierna izquierda respecto al cuerpo y levanta la pierna hacia el techo. Una vez llegando arriba, flexiona la rodilla llevando la pierna hacia el centro del cuerpo. Repite este ejercicio con ambas piernas, prueba hacer repeticiones de 10 a 15 levantamientos por serie.

Posición de delfín:

Este ejercicio requiere que te coloques en la cama con posición de tabla, es decir con los antebrazos y las manos apoyadas en el colchón. Alinea los hombros con los codos. Cuida que el cuerpo esté en línea recta entre la cabeza y los tobillos. Este ejercicio permite que los músculos centrales se contraigan. Mantén las piernas rectas y levanta la cadera hacia arriba.

Extensión de brazos:

Aquí también debes mantenerte en posición de tabla: con las palmas de las manos debajo de los hombros y el cuerpo en línea recta. Aquí se contraen el abdomen y los glúteos al extender el brazo hacia adelante manteniendo la posición durante un segundo. Luego, toca el hombro contrario con la palma de la mano y vuelve a la postura inicial. Repite el movimiento alternando los brazos.

Abdominales invertidas:

Colócate boca arriba en la cama con los brazos de cada lado del cuerpo, con las palmas sobre el colchón. Junta los pies y abre las rodillas hacia los lados, dejando un espacio entre las piernas. Apoya las manos sobre el colchón y levanta la cadera para hacer un movimiento que lleve los pies hacia el techo. Trata de no perder el control de la piernas. Conjuga las series con los ejercicios mencionados.

Así que ya sabes, se acabaron las excusas, pues con estos ejercicios puedes comenzar tu día de manera más activa.

También te puede interesar:

¿Cómo y cuándo correr para bajar de peso? Aquí la respuesta

Previene el deterioro cognitivo con actividad física

VIBEtv