¿Cómo encontrar la mejor dieta acorde a tu cuerpo?

Llevar una alimentación equilibrada, realizar actividad física y dormir adecuadamente son hábitos que benefician tu salud.

154
¿Cómo encontrar la mejor dieta acorde a tu cuerpo?
Foto: Pixabay

Existe una inmensa diversidad de cuerpos, los cuales son el resultado de distintos factores, que van de lo genético a los hábitos particulares de cada persona como su alimentación y la actividad física que realiza, por ello, resulta complicado pensar en una clasificación de estos.

No obstante, basándose en ciertas características similares entre distintas formas de cuerpos, el psicólogo William Herbert Sheldon creó una teoría bastante debatida, criticada e incluso refutada, sobre la existencia de tres tipos de cuerpos a los cuales corresponden temperamentos en concreto y se encuentran predispuestos a ciertas situaciones.

Si bien su idea no parece tener ni pies ni cabeza, ha sido ampliamente difundida, y basándose en la forma de los cuerpos se han creado algunas recomendaciones para favorecer el mantenerse saludable.

Ectomorfo

Se trata de un cuerpo delgado, pequeño, en el que las curvas no sobresalen y que, según la teoría, tienen dificultades para ganar peso, por lo que en primer lugar se aconseja que se realice un chequeo para averiguar si no hay alguna afectación a la salud que impide el ganar peso.

En este caso la dieta que se recomienda es una en donde los carbohidratos predominen, seguidos por las proteínas y en un porcentaje más pequeño las grasas.

Mesomorfo

Es clasificado como un cuerpo en forma de manzana, el cual tiende a acumular grasa en la cintura, así como, según se explica, tiende a perder peso fácilmente, por lo que en esta situación la dieta debe estar basada en el consumo de carnes magras y frutas y verduras altas en fibra, pues aportan menos calorías.

Además, se señala que es importante evitar la comida chatarra y las bebidas azucaradas.

Endomorfo

Se le señala como un cuerpo con forma de pera, el cual, de acuerdo con la idea, tiende a tener un metabolismo lento, por lo que aumenta su riesgo de padecer sobrepeso o trastornos metabólicos. En esta situación se recomienda en la dieta disminuir el consumo de calorías y optar por consumir grasas saludables, cereales integrales, así como carnes magras y frutas y verduras con alto contenido de agua.

Cabe destacar que sin importar el tipo de cuerpo que tengas, cada organismo es distinto y tiene necesidades diferentes, por lo que lo ideal, para nutrirlo y mantenerte saludable, es acudir con un especialista de la salud para que cree una dieta especificamente para ti.

Además, no es necesario colocar tu cuerpo dentro de una clasificación, ya que cada uno es diferente, sino más bien cuidarlo, procurarlo y trabajar para que esté sano, fuerte y te haga sentir bien.

Con información de Mejor con Salud

También te recomendamos: 

Tres recetas saludables, fáciles y deliciosas de hot cakes

¿Cómo afecta la falta de sueño tu salud mental y emocional? 

5 beneficios para la salud de practicar boxeo 

VIBEtv