La salud mental que la pandemia dejó en los adolescentes mexicanos

Día Mundial del Bienestar Mental para Adolescentes, el panorama de la juventud mexicana

89
Salud mental de los adolescentes
Salud mental de los adolescentes

El Día Mundial del Bienestar Mental para Adolescentes se celebra el 2 de marzo de cada año, con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la salud mental en los jóvenes y promover acciones para prevenir trastornos mentales y emocionales en la adolescencia.

Durante la adolescencia, los jóvenes pueden experimentar una amplia variedad de problemas mentales y emocionales. A continuación, se presentan algunos de los problemas mentales más comunes en la adolescencia:

  • Depresión: Pueden experimentar sentimientos de tristeza, falta de interés en actividades que antes disfrutaban, pérdida de energía y otros síntomas de depresión.
  • Ansiedad: Pueden experimentar ansiedad en diferentes situaciones, como en la escuela, con amigos o en situaciones sociales.
  • Trastornos de alimentación: Pueden desarrollar trastornos alimentarios, como la anorexia o la bulimia, en los que se enfocan obsesivamente en su peso y apariencia.
  • Abuso de sustancias: Pueden experimentar presión social para consumir drogas o alcohol, lo que puede llevar a problemas de adicción y otros problemas mentales y físicos.
  • Trastornos de atención e hiperactividad: Pueden experimentar dificultades para concentrarse y mantener la atención en la escuela u otras situaciones, lo que puede afectar su rendimiento académico y social.

Cuando un adolescente presenta algún problema mental y emocional, es importante buscar ayuda profesional.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

La salud mental en los adolescentes tras una pandemia

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto significativo en la salud mental de los adolescentes en México. Algunas de las consecuencias más comunes dentro de nuestra juventud son las siguientes:

  • Aumento de la ansiedad y la depresión: Los adolescentes se han enfrentado a situaciones estresantes como el aislamiento social, el miedo al contagio, la incertidumbre sobre el futuro, y la interrupción de sus actividades escolares y sociales. Todo esto ha contribuido a un aumento en los niveles de ansiedad y depresión.
  • Problemas de sueño: Muchos adolescentes han experimentado dificultades para conciliar el sueño o mantener un sueño reparador debido a la ansiedad, el estrés y la preocupación.
  • Aislamiento social: El distanciamiento social y las restricciones de movilidad han limitado las oportunidades para que los adolescentes interactúen con sus amigos y familiares, lo que ha contribuido a sentimientos de soledad y aislamiento.
  • Aumento de la violencia intrafamiliar: La pandemia ha aumentado los niveles de estrés y ansiedad en los hogares, lo que ha llevado a un aumento en la violencia intrafamiliar, lo que puede afectar gravemente la salud mental de los adolescentes.
  • Consumo de sustancias: El aburrimiento y la ansiedad pueden llevar a algunos adolescentes a experimentar con drogas o alcohol para tratar de aliviar sus emociones, lo que puede llevar a problemas de adicción.

En México el panorama no luce muy bien, y es que la pandemia ocasionó consecuencias en la adolescencia mexicana, que muy posiblemente veremos a lo largo de varios años. Actualmente se han realizado varios estudios sobre la salud mental de los adolescentes en México.

  1. Encuesta Nacional de Salud Mental y Adicciones (ENSMAD): Esta encuesta se realiza cada 3 años por la Secretaría de Salud de México y proporciona información sobre la salud mental de la población mexicana, incluidos los adolescentes.
  2. Estudio sobre salud mental en adolescentes en México: Este estudio fue realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz y la Secretaría de Salud de México en 2018 y proporciona información detallada sobre la prevalencia de los trastornos mentales en los adolescentes en México.
  3. Encuesta Nacional de Juventud 2020: Esta encuesta fue realizada por el Instituto Mexicano de la Juventud y proporciona información sobre diversos aspectos de la vida de los jóvenes en México, incluyendo su salud mental.
  4. Estudio sobre los efectos psicológicos de la pandemia COVID-19 en adolescentes mexicanos: Este estudio fue realizado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México y proporciona información sobre los efectos de la pandemia en la salud mental de los adolescentes en México.

El estudio sobre los efectos psicológicos de la pandemia COVID-19 en adolescentes mexicanos realizado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) proporciona información relevante sobre el impacto de la pandemia en la salud mental de los adolescentes en México. Algunos de los datos más destacados del estudio incluyen:

  1. El 70% de los adolescentes encuestados informaron que su salud mental se había visto afectada por la pandemia.
  2. El 40% de los adolescentes informaron haber experimentado síntomas de ansiedad.
  3. El 30% de los adolescentes informaron haber experimentado síntomas de depresión.
  4. El 25% de los adolescentes informaron haber experimentado síntomas de estrés postraumático.
  5. El 17% de los adolescentes informaron haber experimentado síntomas de trastornos alimentarios.
  6. El 30% de los adolescentes informaron haber experimentado cambios significativos en sus patrones de sueño.
  7. El 70% de los adolescentes informaron haber experimentado una disminución en su actividad física.

Estos datos resaltan la importancia de abordar la salud mental de los adolescentes durante la pandemia y de brindar apoyo y tratamiento adecuados para mitigar los efectos negativos de la pandemia en su bienestar emocional.

Salud mental de adolescentes mexicanos
Salud mental de adolescentes mexicanos

La falta de contacto social e interpersonal durante la adolescencia puede tener graves consecuencias en el desarrollo emocional, cognitivo y social de los adolescentes.

La interacción social es fundamental para el desarrollo de habilidades sociales y la comunicación efectiva. La falta de contacto social puede dificultar el desarrollo de estas habilidades, lo que puede afectar negativamente las relaciones interpersonales a largo plazo.

El aislamiento social puede contribuir a un aumento en los niveles de ansiedad, depresión y estrés en los adolescentes. Además, la falta de contacto social puede aumentar la sensación de soledad y aislamiento social, lo que puede tener efectos negativos en la salud mental.

Otra consecuencia grave es el bajo rendimiento académico, ya que los adolescentes pueden tener dificultades para conectarse con sus compañeros, formar grupos de estudio y colaborar en proyectos escolares.

Por último, la falta de contacto social puede llevar a algunos adolescentes a experimentar con comportamientos de riesgo, como el consumo de drogas o el comportamiento sexual de riesgo, como una forma de buscar la excitación y la conexión social.

Te puede interesar:

¿Existe la sexualidad responsable en adolescentes?

¿Cómo lidiar con el corazón roto de tu hijo adolescente? Ayúdalo a superar esta etapa