4 ejercicios de relajación para mamás cansadas

Si no tienes mucho tiempo para relajarte, aquí tienes una lista de los mejores ejercicios de relajación para ti.

23
Ejercicios de relajación
Foto: Pexels

Ser madre conlleva muchas responsabilidades. A veces, la conciliación de la vida laboral y personal, además de los distintos compromisos, genera estrés y falta de fuerzas. En esta nota queremos mostrarte algunos sencillos ejercicios de relajación que seguro te ayudarán. 

Sin embargo, debes intentar llegar a ese momento que te permita recargar las pilas y considerarlo no como un capricho, sino como una necesidad. En este sentido, los ejercicios de relajación son un excelente ejemplo de cómo las madres cansadas pueden recuperar energías de una manera muy sencilla mientras equilibran diferentes compromisos.

Sólo necesitas unos minutos al día para descubrir los innumerables beneficios de los ejercicios de relajación. La mayoría de éstos provienen de disciplinas como el yoga o la meditación. 

Los mejores ejercicios de relajación para madres cansadas

  • Movimientos de cabeza

El primero de los ejercicios para madres cansadas es muy sencillo y lo puedes hacer en cualquier lugar. Para empezar, debes ponerte de pie y mover la barbilla de lado a lado, como si estuvieras asintiendo con la cabeza para decir que no.

Después de una pausa, haz el movimiento de afirmación suavemente, moviendo el mentón hacia arriba y hacia abajo. Finalmente, realiza una rotación completa disfrutando de los efectos de este sencillo masaje. A lo largo de la rotación, respira libremente y toma conciencia del cuerpo en movimiento.

  • Conéctate con tu respiración

Para realizarlo, debes acostarte boca arriba con los brazos y las piernas ligeramente separados. Concéntrate en los puntos de apoyo en el suelo antes de concentrarte en tu respiración. En ese momento, tienes que imaginarte en un lugar agradable como en una playa, una montaña, un paisaje desértico, etc. Intenta dejar entrar en tu imaginación elementos como el sonido del mar o el calor del sol .

  • Un baño caliente

En tercer lugar, si tienes tiempo y un baño, te recomendamos que te prepares un tranquilo baño caliente al menos una vez a la semana. El calor ayudará a relajar tus músculos para liberar la tensión en tu cuerpo y te permitirá sentirte renovado por dentro y por fuera. Los aromas te ayudarán a calmarte y a mantener tu mente clara y despierta.

  • Respiración abdominal

Este último ejercicio de relajación elimina la tensión simplemente actuando sobre la respiración. Así, durante la inspiración, el vientre debe estar ligeramente inflado, mientras se relaja durante la espiración. Recuerda que para que esta técnica de relajación sea efectiva, tu pecho debe permanecer quieto.

La respiración abdominal puede ayudarte a recuperar el equilibrio. Cuando hayas practicado esta técnica por un tiempo, podrás hacer secuencias más largas. Por último, te recordamos que antes de iniciar estos ejercicios, puede ser necesario calentar el cuerpo y luego liberar toda tensión contrayendo la inspiración y soltando las diferentes partes del cuerpo en la exhalación.

También te puede interesar:

¿Practicas zumba? Conoce los 5 beneficios que te brinda este ejercicio

6 estiramientos para antes de acostarte; ¡Dormirás mejor!

VIBEtv