¿Cómo enseñar a tus hijas a marcar límites?

Tienen que saber que está bien decir "No" sin sentir culpa.

12
Madre e hija
Foto: Unsplash

Ayudar a tus hijas a marcar límites es una de las cosas más importantes que puedes hacer como madre/padre, ya que eso no solo les servirá para saber cómo tratarse y a los demás, tomar decisiones positivas y alcanzar el éxito, sino también para evitar que alguien los dañe.

Los límites emocionales y físicos son importantes porque nos permiten protegernos de ser heridos, manipulados y utilizados por otros. Son una expresión de autoestima que nos ayuda a las personas a comprender quiénes somos, qué pensamos y cómo nos sentimos.

Por ello, aunque quizá te parezca complejo – porque tal vez no sabes ni cómo establecer tus propios límites –, es importante que le enseñes a tus hijas qué tanto debe permitir y cuándo debe decir que “No”.

De acuerdo con la psicóloga del desarrollo y autora de Tomorrow’s Change Makers: Reclaiming the Power of Citizenship for a New Generation, estas son algunas maneras en las que puedes enseñarles a tus hijas a establecer límites.

Explícales qué son los límites

Para empezar, tienes que ayudarles a tus hijas a comprender qué son los límites emocionales y físicos, y lo importantes que son para su bienestar. Una manera sencilla de explicarlos es ejemplificando con las líneas de propiedad: como los letreros de “prohibido el paso” en los lugares.

Es importante que tengas claro que:

  • Los límites físicos son tangibles, como con las partes del cuerpo, el cual le pertenece a cada persona y nadie más debe tocarlo sin autorización (a menos que sea una emergencia y con un propósito bueno).
  • Los límites emocionales tienen el objetivo de salvaguardar la salud mental. Por ejemplo, no está bien decir palabras hirientes a los demás ni bromear con sus características físicas (como el peso, estatura o color de piel).

Enséñales a expresarse

Parte de establecer límites físicos y emocionales es poder mantener la calma y saber explicar lo que se necesita y lo que no de los demás. Comunicarse de manera clara es asumir la responsabilidad de sus propias emociones y poder desarrollar relaciones basadas en la confianza y el respeto, y es algo que tienes que explicarles a tus hijas.

Fomenta la acción

Muchas niñas y adolescentes dudan de establecer límites con los adultos y amigos por miedo al rechazo, la culpa o el miedo, así que tienes que motivar a tus hijas a tomar acción. Digamos que sus compañeras suelen burlarse de ella por cómo luce su cabello, tú tienes que indicarle que debe pedirles que paren porque es una actitud que la lastima.

Los límites emocionales y físicos debes enseñárselos a tus hijas e hijos desde que son pequeños, así entenderán que decir “No” está bien y que no deben sentir culpa por ello.

También te puede interesar:

¿Cómo brindar apoyo a nuestros hijos si sufren de bullying?

Síndrome del nido vacío: cuando los hijos deciden irse de casa

VIBEtv