Síndrome del nido vacío: cuando los hijos deciden irse de casa

No cabe duda de que uno de los sentimientos más nostálgicos que como padres se puede experimentar, es cuando los hijos empacan y deciden abandonar su hogar.

51
Una hija se va
Foto: Pexels

Los hijos inevitablemente crecen y tarde o temprano deciden emprender su propio camino, saliendo de casa y creando su propia autonomía e independencia. Según las fases del ciclo de vida, es normal que los humanos, una vez adultos, se independicen y se vayan de casa, pero aunque este proceso es normal, salir del hogar de la familia de origen puede provocar el llamado “síndrome del nido vacío” en los padres.

¿Qué es el síndrome del nido vacío?

Cuando hablamos del “síndrome del nido vacío” nos referimos a un estado de aflicción y tristeza, casi lúgubre, que suelen experimentar los padres cuando sus hijos salen de casa: es un conjunto de pensamientos, sentimientos negativos y nostálgicos que surgen cuando los padres, después de haber criado y cuidado a uno o más niños, se encuentran solos o con una pareja con la que ya no hay armonía.

Este síndrome generalmente lo desarrolla el padre/madre que no trabaja, que no tiene intereses propios, que se concentra de manera global en el papel de padre/madre, dejando de lado su propia individualidad.

Generalmente este padre/madre tiene una relación inexistente o conflictiva y por lo tanto invierte todo en su papel. Son principalmente las mujeres las que desarrollan el síndrome del nido vacío.

Al padecerlo, existe la dificultad para superar el dolor de la separación y para gestionar el tiempo libre que el padre/madre de repente se encuentra teniendo. Actualmente, la edad promedio en la que los hijos salen de casa de sus papás es a los 30 años.

Su salida de casa supone un gran cambio, porque tiene que liberarse de su familia de origen para crear su propia autonomía, con un hogar, una pareja, un trabajo y una familia.

Síntomas del síndrome del nido vacío

Las principales características del síndrome del nido vacío son:

  • Tristeza
  • Sentimiento de incertidumbre
  • Pérdida de sentido en la vida
  • Sensación de abandono
  • Soledad
  • Sentimiento de culpa: también pueden creer que su hijo/hija se ha ido debido a conflictos ocurridos en el pasado y que, por tanto, es su culpa
  • Depresión
  • Ansiedad, insomnio, apatía e irritabilidad

Causas del síndrome del nido vacío

A menudo, los padres que lo desarrollan pueden haber experimentado un trauma de abandono en su infancia: los síntomas resultantes desaparecen cuando encuentran una pareja permanente con quien compartir su vida, y el pensamiento de la familia y los hijos contribuye a mantenerlos tranquilos.

No obstante, cuando los hijos deciden salirse de casa, reaparecen síntomas del trauma original. En algunos casos; sin embargo, pudieron haber tenido padres sobreprotectores, lo que les ha dificultado a tener su propia autonomía durante su crecimiento.

Consejos para afrontar el síndrome del nido vacío

  • No culpar a los hijos por salir de casa
  • Confía en tu hijo/hija y no descargues dudas y temores sobre ellos
  • Evita el chantaje (“te has ido, entonces no me verás ni me escucharás”)
  • Asegúrate de que tus hijos, antes de que salgan de casa, sepan cómo cuidarse a sí mismos o, si no, ayúdalos a aprender
  • Ofrece el apoyo necesario
  • Puedes asegurarte de que la transferencia sea progresiva, quizás a partir de los fines de semana
  • Mantén contacto frecuente, pero sin llevar a la obsesión ni a la intromisión

Si los síntomas persisten durante más de 3 meses sin disminuir o incluso empeorar, es mejor pedir ayuda psicológica.

También te puede interesar:

Prácticas sexuales que son peligrosas y por qué

Mantente hidratada: 10 consecuencias de no tomar suficiente agua

VIBEtv