Todo lo que necesitas saber sobre condones femeninos

El anticonceptivo femenino es efectivo para prevenir un embarazo, así como contraer una enfermedad de transmisión sexual.

4000
Empaque de condones femeninos
Foto: Pixabay

Seguramente, al menos una vez en tu vida, has escuchado sobre los condones femeninos. Sin embargo, es muy probable que nunca hayas visto uno, y menos, utilizado. Si esto último se debe a que tienes dudas, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este anticonceptivo femenino.

De acuerdo con los National Health Services, los condones femeninos están hechos de látex sintético o látex suave y delgado, por lo que la mayoría de las personas pueden usarlos de forma segura. Si se usa correctamente, este anticonceptivo tiene una efectividad de 95%.

Los condones femeninos se colocan dentro de la vagina antes de tener relaciones sexuales. Así, ayudan a prevenir el embarazo (al impedir que los espermatozoides se encuentren con el óvulo) y a proteger a ambos miembros de la pareja contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Cómo usar un condón femenino

  • Abre el paquete y retira el condón femenino, teniendo cuidado de no romperlo. No abras el paquete con los dientes.
  • Aprieta el anillo más pequeño en el extremo cerrado del condón y colócalo en la vagina.
  • Asegúrate de que el anillo grande en el extremo abierto del condón cubra el área alrededor de la abertura de la vagina.
  • Asegúrate de que el pene ingrese en el condón femenino, no entre el condón y el costado de la vagina.
  • Después de tener relaciones sexuales, quítate el condón femenino inmediatamente tirando de él suavemente. Puedes girar el anillo grande para evitar que el semen se escape.
  • Tira el condón a la basura, no al inodoro.

Aunque, algunas parejas descubren que ponerse un condón (femenino o masculino) interrumpe las relaciones sexuales, esto se puede solucionar si se inserta/coloca con anticipación o intentan que sea parte de los juegos previos. Siempre se debe utilizar protección.

Es importante especificar que un condón femenino y uno masculino no se deben utilizar al mismo tiempo, ya que el roce podría romperlos o hacer que se peguen entre sí, haciéndolos completamente disfuncionales.

Si bien el condón femenino tiene grandes ventajas, una de sus desventajas más grandes es que es más caro que el condón masculino y es complicado de conseguir (en teoría, lo venden en cualquier farmacia).

Afortunadamente, en el 2020, el director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez, informó que en los servicios AmiguISSSTE se entregarán condones femeninos de manera gratuita.

También te puede interesar:

¿Qué es una menstruación digna?

La gestación subrogada, un debate pendiente

5 mitos sobre el virus del papiloma humano que circulan en Internet

Más del 50% de los casos de abuso sexual infantil en México ocurren dentro del hogar

VIBEtv