¿Subir impuestos reduce el consumo de refrescos?

Morena presentó una iniciativa para aumentar los impuestos a refrescos.

40
¿Subir impuestos reduce el consumo de refrescos?
Jiyoung Kim / Pexels

El combate a la obesidad y los problemas de nutrición infantiles del país ahora sí parecen ser prioridad para algunas legislaturas que presentaron dictámenes para prohibir la venta de comida chatarra a niños. Pero ante una nueva iniciativa de Morena, surge la pregunta: ¿subir impuestos reduce el consumo de refrescos?

La iniciativa para gravar a nivel nacional bebidas como refrescos o jugos fue presentada de manera oficial este miércoles en el Senado de la República por el representante de Morena Salvador Jara, quien también apoyó las restricciones que se hicieron a la venta de comida chatarra en Tabasco y Oaxaca.

Al margen de ello, y ante el descontento de comerciantes y refresqueras, el debate vuelve a estar en la mesa: ¿aumentar impuestos reduce el consumo de refrescos o se trata de una política pública que en realidad no influye en el combate a la obesidad?

La tendencia es que sí baja

De acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) basadas en las Encuestas Nacionales de Niveles de Vida e Ingreso de los Hogares (2002 y 2005), aumentar un 10% el impuesto a bebidas carbonatadas puede reducir el consumo de refrescos en un 12.9%.

Las estimaciones de las autoridades parecen comprobarse si se revisa el impacto que tuvo el primer gravamen a los productos azucarados aprobado en 2014 y que, según datos del Conacyt, redujo entre 6% y 12% el consumo de refrescos, tan sólo en el primer año.

A ello se suma el ejemplo de 19 países cuyos índices de consumo de refrescos se redujeron al aumentar los impuestos que se les cobra a estas bebidas.

Etiquetado de alimentos e imouestos
Twitter: @inspmx

Políticas complementarias

Aparentemente la respuesta es que sí, aumentar impuestos reduce el consumo de refrescos, pero lo cierto es que el combate a la obesidad y los malos hábitos alimenticios requiere de más políticas públicas que se complementen.

Medidas como el etiquetado en alimentos procesados –como ya ocurre en México desde agosto- son políticas públicas complementarias al gravamen de impuestos que son sugeridas por especialistas como la doctora Arantza Colchero, economista de la salud del INSP

Según la investigadora de la Dirección de Economía de la Salud del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas del INSP aumentar los impuestos y etiquetar los productos podrían reducir en un 12% el consumo de refrescos y generar un ahorro directo en atención médica de entre cuatro y 21 millones de pesos.

VIBEtv