3 personajes de la TV que nos enseñaron lecciones de finanzas personales

Muchos de los personajes más icónicos de la pantalla chica, enfrentaban los mismos problemas financieros que cualquiera de nosotros.

49
Finanzas personales que nos enseñó la TV
Foto: Pexels

Seamos honestos, a nadie le gusta hablar de sus finanzas personales, especialmente cuando estás en proceso de independizarte. Y es que la sola idea de pensar en administrar tu quincena para poder pagar tarjetas, renta, servicios, transporte, despensa y por supuesto para darte uno que otro gustito, parece complicado ¿no? 

¡Para nada! Contrario a lo que la mayoría de las personas cree, administrar tus ingresos puede ser una tarea muy sencilla. Sólo hay que tener disciplina y aprender de algunos de nuestros personajes favoritos de la televisión… Sí, así como lo lees. 

Muchos de los personajes más icónicos de la pantalla chica, enfrentaban los mismos problemas financieros que cualquiera de nosotros, por supuesto están los que tomaban buenas decisiones y los que mejor aprendemos de sus errores ¿Quieres saber a quiénes nos referimos?

3 personajes de televisión que nos han enseñado lecciones de finanzas personales

Rachel Green (Friends)

Sin lugar a dudas, Rachel es uno de los personajes más queridos de los 90, y aunque es un gran ejemplo de superación, ya que pasó de trabajar en Central Perk a cumplir su sueño trabajando para Ralph Lauren, seamos honestos, sus finanzas eran un completo desastre.

Rachel tenía una adicción a las compras, recurría a ellas cuando estaba triste, enojada y feliz. En resumen, no había control alguno de sus finanzas y por ello siempre estaba endeudada, abusando del crédito o por lo menos limitada económicamente.

  • Lección: Tener finanzas personales sanas implica que debes saber en qué se van tus ingresos y por supuesto evitar las compras por impulso. Para llevar un mejor registro de todos tus gastos, te recomendamos apoyarte con alguna app. En la actualidad existen muchas que te permiten registrar tus gastos de una manera sencilla y gratuita.

Además, de este modo podrás empezar a analizar y distribuir mejor tus ingresos, ahorros, crédito e inversiones. ¡La información es poder!

Lex Luthor (Super Man)

Este siniestro personaje, tenía muchas fallas, pero las finanzas personales no era una de ellas, ya que básicamente era el maestro de las inversiones. Lex Luthor contaba con 10.1 billones de dólares gracias a sus inversiones en defensa y software. Porque no basta con tener dinero, hay que ponerlo a trabajar.

Ya sabemos lo que estás pensando ¡Lex Luthor era millonario! Y sí, pero ahora existen herramientas como el crowdfunding.

  • Lección: Hasta hace algunos años hablar de inversiones era un lujo, especialmente en industrias como la tecnológica o la inmobiliaria en las que efectivamente sólo podían invertir personas como Lex Luthor.

Afortunadamente, hoy existen plataformas de fondeo colectivo como briq.mx, donde puedes invertir en un inmueble desde mil pesos, un monto bastante razonable ¿no lo crees? ¡Ojo! No se trata de comprar un inmueble, sino de prestarle a los desarrolladores para que obtengan intereses atractivos con tasas y plazos definidos. Además, existen otras modalidades como copropiedad en la cual puedes ganar de las rentas del inmueble, muy al estilo Luthor.

Recuerda que esta industria está regulada por la Ley Fintech por lo que sólo debes verificar que la plataforma en la que desees invertir cuente con la aprobación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Homero (Los Simpson)

Uno de los personajes más entrañables y atemporales de la historia sin duda es Homero Simpson, quien nos ha enseñado mucho sobre finanzas personales, por ejemplo: cómo no recordar cuando olvidó pagar su Seguro de Gastos Médicos Mayores (SGMM) y citando textualmente sus palabras “por mi primera vez en mi vida soy financieramente responsable de mis actos”.

  • Lección: Cuando hablamos de finanzas personales muy pocas personas piensan en la salud: sin embargo, contar con un Seguro de Gastos Médicos Mayores es un tema que no se puede quedar en segundo plano, especialmente ahora que estamos experimentando una pandemia.

Y es que cuando adquirimos un SGMM no solamente estamos viendo por nuestra salud, sino por nuestras finanzas, ya que este gasto, que al principio puede parecernos muy fuerte, puede llegar a ahorrarnos literalmente millones.

Como verás, las finanzas personales no sólo se tratan de dinero, sino de responsabilidad y bienestar propio.

También te puede interesar:

¿Cómo proteger tus datos personales? 8 recomendaciones para lograrlo

¿Se debe enseñar sobre el emprendimiento en las escuelas y universidades?

VIBEtv