¿Se debe enseñar sobre el emprendimiento en las escuelas y universidades?

Una pregunta que aún es difícil de responder, por lo que muchas opiniones son divergentes.

45
Emprendimiento
Foto: Pexels

Una de las preguntas que acecha a los padres es sobre si es correcto enseñarle a sus hijos sobre el emprendimiento o en un caso más profundo, si las escuelas y universidades también deberían de tomar esta postura y enseñanza a los niños y jóvenes. 

El espíritu emprendedor, ¿innato o enseñado?

Inculcar un espíritu emprendedor se ha convertido en una idea popular en muchos lugares del mundo en los últimos años. Pero, ¿realmente se puede enseñar este espíritu de iniciativa? ¿No decimos que es innato?

En realidad, tanto en la política como en el emprendimiento, existe una fuerte divergencia filosófica. Por un lado, están quienes perciben el emprendimiento como algo innato. 

Por otro lado, quienes piensan que reformar la educación, dedicando un tiempo específico al emprendimiento, la creatividad y la iniciativa, promovería la creación de empresas. Por lo tanto, uno de los principales desafíos para los docentes sería ayudar a los estudiantes a desarrollar su sensibilidad creativa. ¿Pero es suficiente?

¿Podemos aprender a emprender?

Aunque es controvertido sobre la cuestión de la jerarquía del conocimiento (conocimiento puro) en relación con las habilidades movilizadas para emprender (autonomía, creatividad, adaptabilidad, etc.), es un buen estudio etnológico y sociohistórico.

Porque cualquier emprendedor puede nutrirse de los llamados conocimientos “libres”, y necesita habilidades y conocimientos específicos para crear su negocio. Esto no es, según algunos expertos, contradictorio. 

Pero, ¿realmente podemos aprender a emprender? Convertirte en la jefa de tu propio negocio no sucede de la noche a la mañana. El emprendedor o la emprendedora primero debe aprender a realizar múltiples tareas. Habilidades que a veces, incluso muchas veces, nada tienen que ver con su especialización o formación profesional: contabilidad, gestión, administración, marketing, etc.

Por lo tanto, sería difícil enseñar el espíritu empresarial si no se desarrollaran habilidades prácticas en los líderes de proyectos, como el desarrollo de actitudes, comportamientos y habilidades de iniciativa.

Enseñar sobre el emprendimiento de otra manera; la clave del éxito

Incluso, algunos estudios sugieren que para formar líderes de proyectos hay que enseñar de otra manera: transformando la enseñanza tradicional, para involucrar al emprendedor en su aprendizaje.

Los profesores se convertirían entonces en coaches que personalizarán y adaptarán la formación, según las necesidades del futuro creador de empresas. De esta forma, el emprendedor aprendería a desarrollar habilidades esenciales para su negocio y retendría conceptos útiles para este mismo. 

Así, para enseñar sobre emprendimiento se debe hacer hincapié en la formación a través de la adquisición de un perfil de habilidades y actitudes conductuales, que van más allá de las habilidades prácticas: olfatear los buenos negocios, capacidad de acción, confianza en uno mismo, aprender de los fracasos; son cosas que no se aprenden en clase sino en el campo y con el tiempo.

No todos los profesores son emprendedores

¿Los maestros están preparados y equipados para hablar de emprendimiento? Esa es una gran pregunta. Incluso hoy en día, algunos profesores no ven el interés pedagógico en la creación de un proyecto. Para ellos, lo más interesante sería enseñar cómo funciona la economía. Es decir, sin salirse de la enseñanza tradicional. 

Sin embargo, no es raro encontrar el espíritu emprendedor en algunas escuelas o universidades. En resumen, ¿no sería la verdadera pregunta saber exactamente qué se debe enseñar a los líderes de proyecto?

Porque como todas las demás profesiones, aprender los conceptos básicos de la creación de empresas no es necesariamente una garantía de éxito. En realidad, es un medio para ayudar a los empresarios a ejercer su profesión ya desarrollarse.

Enseñar nuevos rasgos de personalidad es muy difícil, pero aprender técnicas universales es simple. Por tanto, será posible aprender a emprender, una vez que hayamos creado herramientas para democratizar y jalonar el aprendizaje de esta profesión.

También te puede interesar:

“La sobrecomunicación en los emprendimientos, un lado más humano”: Fernanda Legaspi, directora de Ronin PR

7 tipos de emprendimientos y sus características

VIBEtv