4 plantas navideñas, además de la Nochebuena, que debes tener en tu hogar

¿No eres fan de las Nochebuenas? Aquí hay otras opciones.

47
Plantas navideñas
Foto: Pexels

Se acercan rápidamente las celebraciones de Navidad y Fin de Año. Para componer tu decoración navideña, ¿has pensado en las plantas navideñas, que aportan frescura y alegría al corazón del invierno? Ya sea que estés buscando una hermosa flor rojo o que sean de la temporada que adornarán tu mesa o para regalar, ¡descubre cuatro plantas navideñas emblemáticas!

4 plantas navideñas

Jacinto de Navidad

El jacinto de Navidad es el jacinto oriental, una planta bulbosa de floración primaveral, que se ha visto obligada a florecer en el interior durante unas 3 semanas, entre mediados de noviembre y febrero.

Con sus pequeñas flores en racimo, su potente fragancia y sus colores que van del azul al blanco pasando por el violeta y el rosa, aporta una nota primaveral a nuestros hogares en pleno invierno. Se puede usar en arreglos navideños muy bonitos, combinando un jacinto y otras plantas y/o ramitas heladas, piñas, bolas u otras decoraciones de temporada.

  • Exposición: Buena luz, cerca de una ventana.
  • Riego: 1 vez por semana, en cantidad moderada.
  • Temperatura: Por la noche, colócalo si es posible en una habitación más fresca (15 a 20 ° C).
  • Fertilizante: No necesita. 

Otros cuidado:

Cuando las flores se marchiten, corta el tallo de la flor y deja secar las hojas y el tallo, antes de sacar el bulbo. Mantenida en un lugar oscuro y seco, puede volver a florecer al año siguiente, después de ser replantada en el jardín.

Rosa de Navidad

El Helleborus niger es una planta perenne de exterior con una larga floración invernal. Sus grandes flores blancas, iluminadas por un ramo de estambres dorados, florecen de noviembre a marzo, lo que la convierte en la flor navideña por excelencia y justifica el nombre común de rosa navideña.

Hay dos formas de disfrutar de las bonitas flores navideñas del eléboro: la primera, cultivar la planta en el jardín y cortarles algunas flores. Ponlas en un jarrón, durarán hasta dos semanas.

La otra forma es comprar una planta que ya esté floreciendo en Navidad y usarla temporalmente como planta de interior. Al igual que los jacintos, las rosas navideñas pueden formar parte de los arreglos navideños, por ejemplo, asociadas con musgo y velas blancas.

  • Exposición: Buena luz.
  • Riego: 1 vez por semana. 
  • Temperatura: Será bueno colocarla por la noche en una habitación más fresca.
  • Fertilizante: No necesita. 

Otros cuidados: 

Vuelve a plantar el eléboro en el jardín tan pronto como el tiempo muestre los primeros signos de moho.

Cactus navideño

Una planta colgante originaria de los bosques tropicales, la schlumbergera es más conocida con el nombre de cactus de Navidad, porque está cubierta de flores relucientes en pleno invierno. Además, tiene elegantes trompetas rojas, rosadas, moradas o blancas, que florecen justo a tiempo para disfrutarlas en Navidad y dos o tres meses después.

Muy decorativa, la planta es suficiente por sí sola. Para las fiestas; sin embargo, puedes poner la maceta en un cuenco grande y rodearla con ramas de abeto.

  • Exposición: Buena luz sin luz solar directa. Una ventana orientada al norte está bien.
  • Riego: 2 veces por semana de junio a septiembre y durante la floración; una vez a la semana de octubre a diciembre; una vez cada quince días de abril a junio. Evita por completo el exceso de agua de riego y el agua estancada en el platillo.
  • Temperatura: Temperatura mínima 10 ° C, máxima 25 ° C. Coloca la planta fuera de corrientes de aire.
  • Fertilizante: Fertilizante de cactus una vez al mes, de junio a octubre.

Otros cuidados:

En cuanto se forman los cogollos, no muevas más la planta y mantén una temperatura regular.

Amarilis

Una alternativa original a la tradicional flor de pascua, la amarilis es una magnífica decoración festiva con su presencia altiva y deslumbrante. Su gran bulbo visible emite un tallo erecto con flores muy grandes y acampanadas, de un rojo flamígero, o incluso blanco o bicolor.

Para un efecto aún más espectacular, florecen varios bulbos uno al lado del otro: la yuxtaposición de flores rojas y blancas siempre es muy acertada. También puedes colocar la maceta en un recipiente grande y rodearla de vegetación (abeto, hiedra, etc.,) y algunas bolas rojas de Navidad.

Para una floración en diciembre, planta los bulbos en macetas en otoño, en una mezcla de tierra para macetas de hojas, arena y tierra de jardín, en tercios

 

  • Exposición: Buena luz. 
  • Riego: Riega moderadamente, el suelo debe secarse entre dos riegos. 
  • Temperatura: Entre 18 ° C y 20 ° C
  • Fertilizante: No necesita. 

Otros cuidados: 

Después de la floración, cortar el tallo de la flor, pero dejar las hojas, porque permitirán que el bulbo reponga sus reservas. En mayo, instala la maceta en el jardín. A finales de septiembre deja de regar, ya que esto provocará la entrada en reposo, con pérdida de hojas. Después de tres meses, reanuda gradualmente el riego, lo que activará un nuevo ciclo.

También te puede interesar:

Plantas que deberías colocar en tu habitación para dormir mejor

12 plantas que puedes cultivar en botellas de plástico

VIBEtv

Artículo anterior“Deshacer”; la nueva función que está preparando WhatsApp
Artículo siguiente6 estiramientos para antes de acostarte; ¡Dormirás mejor!