Acusan a exeditora de moda, Sara Galindo, de promover terapias de conversión

La empresaria replicó el mensaje de un sacerdote en el que se arremete contra la comunidad LGBT+.

90
Acusan a exeditora de moda, Sara Galindo, de promover terapias de conversión
Foto: Instagram/saragalindoo

Sara Galindo, empresaria de moda mexicana, generó polémica luego de que a través de su cuenta de Instagram replicó un mensaje con comentarios homofóbicos, transfóbicos, machistas, sexistas e incluso mencionó las terapias de conversión en una postura a favor.

En sus historias en la mencionada red social, la ex editora ejecutiva de la revista ELLE México, compartió un mensaje del sacerdote Gabriel Vila Verde titulado “Esquizofrenia social”, el cual posteriormente, ante los señalamientos de violencia en contra de la comunidad LGBTQ+, eliminó.

Sin embargo, usuarios han compartido capturas del mensaje difundido por la también modelo e influencer, en el que se rechazan temas como el matrimonio igualitario, la transexualidad, la identidad de género, la homosexualidad y se aceptan otros como los estereotipos de género, y las terapias de conversión.

“No hay plazas para los pacientes en los hospitales, pero hay incentivos y patrocinio para quien quiere hacer cambio de sexo. Hay un acompañamiento psicológico gratuito para quien desea dejar la heterosexualidad, pero no hay ningún apoyo de éste mismo para quien desea salir de la homosexualidad y vivir su heterosexualidad y si intentan hacerlo, es crimen”, se lee en una parte de la publicación, la cual remató la influencer con un “me pareció interesante”.

Las respuestas ante los comentarios pronto se hicieron llegar, pues se señaló el error de la empresaria que cuenta con más de 150 mil seguidores en Instagram de difundir información que violenta los derechos de la comunidad LGBTQ+.

Sobre el tema, el periodista de moda, Gerard Cortés, escribió en su cuenta de Twitter: “Otra ‘personalidad importante de la moda Mexicana’ evidenciándose como anti derechos y defensora de terapias de conversión, siendo un delito y tortura física y psicológica para quienes somos LGBTQ”.

Frente a la situación, la influencer se disculpo en redes sociales asegurando que condena “rotundamente la homofobia, cualquier tipo de discriminación y racismo” y hasta mencionó que “la mayoría” de la comunidad LGBTTTIQ “son casi mis hermanos”.

Posteriormente en su perfil puso una aclaración en la que lamentó “haber compartido irresponsablemente, el mensaje hace algunos días”, reiteró la disculpa “por haber ofendido y decepcionado a varias personas”.

No obstante, lo anterior no fue bien aceptado por los internautas, pues aseguraron que se trató de una aclaración que realizó para limpiar su imagen y no de manera honesta.

También te recomendamos:

Tokio 2020 son los juegos con más atletas abiertamente de la población LGBTI+ 

UE inicia proceso de infracción contra Hungría y Polonia por discriminación LGBT 

VIBEtv