Amazon enfrenta demanda: familias denuncian bullying contra sus hijas llamadas Alexa

“Alexa” un dispositivo que se ha convertido en parte de nuestra vida diaria, pero que al parecer ha causado desagrados en algunas familias, ¿por qué?

56
Alexa
Foto: Pexels

Alexa puede ser nuestra mejor aliada cuando nos encontramos en casa, un dispositivo capaz de realizar cualquier tarea y por supuesto, hasta poder tener una breve conversación, armonizando las situaciones con nuestra música favorita, pero también existe la otra cara de la moneda que miles de familias se han tenido que enfrentar en Estados Unidos y Reino Unido por “culpa de Amazon”.

Posiblemente lo que la compañía estadounidense no tomó en cuanta -o tal vez sí- es que el nombre corresponde a millones de mujeres alrededor del mundo, incluso hay que hacer un poco de memoria para recordar que alguna vez en nuestra vida hemos conocido a alguien con este nombre; dicha situación ha parado en acciones legales en contra de la empresa de comercio electrónico.

“Alexa” nombre de mujer, antes de dispositivo inteligente

De acuerdo con Tim Johns, reportero de la BBC, el problema de las burlas se ha intensificado a un nivel “implacable”. Por este motivo, varios padres solicitaron cambiar las palabras que hacen que los dispositivos de Amazon respondan para que no sean nombres personales.

Al final, argumentaron que “Alexa” era un nombre de mujer. La empresa lamenta estos incidentes y promete que existen otros plazos para activar el asistente. Sin embargo, miles de niñas en el mundo han sufrido las consecuencias de tener el nombre del robot.

Como se esperaba en respuesta a los comandos del dispositivo, las niñas humanas deben lidiar con necesidades similares en las escuelas y entornos sociales. Otros niños e incluso maestros han sido acusados ​​de participar en estas actividades violentas.

Sólo porque las llamaron así, tuvieron que dejar la escuela y no se permitió que continuaran las bromas. La escuela no mostró apoyo, creyendo a las niñas “tienen que hacerse fuertes”.

¿Quién tendría que dejar de llamarse Alexa?

Se ha sabido de casos en el que los padres han ido por una solución más fácil: cambiar el nombre de sus hijas por otro, de esta forma evitarán que sigan siendo afectadas tanto psicológicamente como emocional a causa del acoso. No obstante, la incógnita sigue presente sobre quién tiene que llevar el nombre ¿las niñas o el producto de consumo?

También te puede interesar:

Tras críticas, Ucrania analiza si mujeres militares marcharán con tacones

Las mercaditas feministas: organización y trueque ante la desigualdad

VIBEtv