Este es el legado de Antonieta Rivas Mercado, mujer clave en la modernización de la cultura en México

Rivas Mercado fue una promotora cultural que se involucró activamente con las representaciones de la cultura en el país.

63
Antonieta Rivas Mercado
Foto: @radiouaem / Twitter

Un día como hoy, pero de 1900, nació Antonieta Valeria Rivas Mercado Castellanos, escritora, promotora cultural, editora de libros y activista política, que tuvo gran relevancia en la vida cultural de México durante la época de la posrevolución.

Antonieta Rivas Mercado, como es mejor conocida, fue mecenas de proyectos como el Teatro Ulises, la revista Contemporáneos, así como de las novelas Dama de Corazones de Xavier Villaurrutia y Los hombres que dispersó la danza, de Andrés Henestrosa.

Rivas Mercado se separó del movimiento que impulsaron los muralistas Diego Rivera. David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, pues desafió al nacionalismo que se presentaba en la cultura como lo predominante luego de la Revolución y colaboró en la modernización de esta.

La promotora cultural se integró con el grupo de artistas e intelectuales que se posicionaron en contra del discurso político difundido por los gobiernos posrevolucionarios sobre el mito de que la Revolución “sustentaba el quehacer artístico y las luchas políticas”.

Mientras que se retomaban elementos de culturas prehispánicas e indígenas como lo que representaba a la sociedad mexicana, Antonieta Rivas Mercado buscó renovar el teatro mexicano luego de presenciar las puestas en escena en París.

Así fue como nació el Teatro Ulises, que, aunque duro poco tiempo, abrió un panorama experimental que se alejaba del nacionalismo y de las propuestas oficiales del contexto político.

Rivas Mercado participó en la edición de los libros: Novela como nube de Gilberto Owen, Los hombres que dispersó la danza de Andrés Henestrosa y Dama de corazones de Xavier Villaurrutia.

Además, fundó la Orquesta Sinfónica Mexicana, y fue pieza importante para artistas como Salvador Novo, José Gorostiza, Carlos Pellicer, Roberto Montenegro y Agustín Lazo.

También incursionó en el mundo de las letras en géneros como el ensayo, la prosa, la novela, la traducción y la crónica, así como en artículos que se incluyeron en distintos diarios.

Sus textos fueron publicados en dos tomos bajo el nombre Antonieta Rivas Mercado: Obras, y en ellos destacan temas como la reivindicación de la mujer y la relevancia de la cultura.

Otra de sus facetas fue dentro de la política, ya que en 1929 participó como cronista en la campaña de José Vasconcelos, rumbo a la presidencia de México, sin embargo, posteriormente, debido al ambiente hostil, tuvo que exiliarse en Nueva York para finalmente asentarse en París, en donde se quitó la vida en 1931.

El ensayista Fabienne Bradu, destaca que el mecenazgo de Antonieta Rivas Mercado no fue la labor que la caracterizó, pues ella se involucró activamente con los procesos que se llevaban a cabo en el ámbito cultural del país.

“Ninguna otra dama de su época, por más mecenas que fuera, se hubiese atrevido a figurar con semejantes desafíos que la sociedad calificaba de desplantes. Los mecenas prefieren el recato de los palcos; Antonieta ansiaba la luz de los escenarios”, resalta en el libro Memoria de Antonieta Rivas Mercado.

Con información de la Secretaría de Cultura

También te puede interesar:

5 poemas para recordar a Idea Vilariño a 12 años de su muerte

Reese Witherspoon protagoniza la portada de Time por su trabajo como empresaria

Festival de Cine de Berlín 2021 podría realizarse al aire libre

VIBEtv