Micromachismos o actos de violencia de género normalizados

Algunas acciones, que puede ser, que hayas cometido en algún momento de la vida y que son un indicio de una educación machista, identifícalos y reivindícalos.

516
Micromachismos o actos de violencia de género normalizados
EFE

Hablemos de micromachismos: ¿alguna vez le has chiflado a una mujer en la calle o comentado sobre su cuerpo sin que ella te lo haya pedido? ¿Has relegado un trabajo a un hombre por pensar que una chica tendría dificultad para realizarlo? ¿No ayudas en las labores domésticas de casa porque son tareas que les competen a las mujeres? Lamentamos informarte que tal vez estés reproduciendo actitudes machistas y actos de violencia de género normalizados.

Es difícil detectar los micromachismos que hemos aprendido culturalmente, un ejemplo claro es el de las labores domésticas, pues muchas veces en casa los padres que nos criaron repitieron esos mismos patrones porque fue lo que les enseñaron generaciones anteriores.

Te puede interesar: Guía para erradicar los micromachismos por Eréndira Derbez

Sin embargo, desde la segunda y tercera ola del feminismo se exponen estos micromachismos y con la generación actual. cada vez más potente y unida, se han visibilizado estos actos de violencia de género que viven normalizados en nuestras rutinas diarias.

Micromachismos y violencias de género normalizadas
Instagram: @vibetvmx

Otro acto de violencia de género que está muy arraigado es el mansplaining que consiste en explicar cosas a las mujeres por creerlas con mucha menos capacidad para dominar temas complejos o sin tomar en cuenta su preparación previa. Básicamente consiste en explicarle a una mujer algo que ya sabía o que no pidió la explicación porque se asume que por ser mujer no sabe de tal tema.

Este término fue acuñado por la escritora Rebecca Solnit, quien en una reunión con intelectuales de Estados Unidos recibió una cátedra de un desconocido de un tema que ella había escrito.

Pero esa necesidad de explicar cosas a las mujeres no es el único de los micromachismos que los hombres cometen con frecuencia, hay otros actos de violencia que también son persistentes, pero que son más sutiles e incluso son más peligrosos como el gaslighting.

También te puede interesar: UNAM se pinta de naranja por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Se le llama gaslighting a la manipulación emocional y psicológica que comete una persona sobre otra, valiéndose de la confianza que existe entre ambos. Los actos de gaslighting van encaminados a tergiversar la verdad y a hacer dudar a la víctima de lo que es verdad y lo que no.

Estos micromachismos se manifiestan en acusaciones o comentarios de parte de los hombres a sus parejas mujeres, haciendo que ellas sientan culpa, o que duden de su condición psicológica.

¿Grave, no? Muchos de esos comentarios que alguna vez seguro has dicho o escuchado “estás loca”, “estás exagerando” podrían estar encaminados a este tipo de violencia de género.

Por último, pregúntate si le has cuestionado alguna vez a una mujer su situación sentimental o sexual, con comentarios como: “¿Tan guapa y sin novio?“. No lo hagas: la valía de las mujeres no es para nada dependiente de su situación sentimental, recuerda las mujeres ya no sólo sueñan con encontrar al príncipe azul.

 

VIBEtv