6 ejercicios para estimular la circulación de las piernas

Para mejorar la circulación sanguínea en las piernas, basta con dedicar 30 minutos diarios a la actividad física.

156
Ejercicios de circulación para las piernas
Foto: Pexels

Afortunadamente, existen programas especiales que reducen este riesgo en todas las etapas de la vida. En esta nota, compartiremos contigo algunos ejercicios fáciles y saludables que puedes hacer para mejorar la circulación sanguínea en las piernas.

Pero, antes que nada, queremos aclarar algunos aspectos importantes que hay que conocer sobre la circulación de las piernas para entender la importancia de hacer deporte todos los días, o al menos 3-5 veces a la semana.

Circulación de las piernas

La circulación de las piernas puede verse afectada por varios factores. Así, el malestar se manifiesta a través de diversos síntomas que de una u otra forma disminuyen la calidad de vida de la persona.

Aunque los trastornos circulatorios pueden afectar a personas de cualquier edad, normalmente las personas mayores de 40 años o más suelen ser las más afectadas. Entre los factores determinantes se encuentran los hábitos de vida y, sobre todo, el ejercicio físico regular.

El ejercicio físico es una medida clave para cuidar la circulación de las piernas y el cuerpo. La actividad física debe realizarse todos los días durante al menos 30 minutos.

6 ejercicios para estimular la circulación

Movimientos de pedaleo

Una de las mejores actividades para estimular la circulación sanguínea en las piernas es el movimiento de pedaleo mientras está acostado en el piso. Este ejercicio consiste en levantar y pedalear con las piernas para estimular el retorno de la sangre al corazón.

¿Cómo hacerlo?

  • Recuéstate en el suelo o sobre una colchoneta, asegúrate de que la espalda esté recta y pon las manos detrás del cuello.
  • Después levanta las piernas y pedalea en el aire durante unos minutos.

Eleva y flexiona las piernas

Los ejercicios de elevación de piernas promueven la circulación en las piernas porque estimulan la circulación sanguínea. Son excelentes para combatir los trastornos circulatorios como las varices.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate sobre el suelo boca arriba, primero levanta las piernas hacia el techo y extiéndelas lo más que puedas.
  • Luego, dobla las rodillas y estira las piernas nuevamente. Haz hasta 20 repeticiones con movimientos alternos. Las flexiones de rodilla son un movimiento complementario que ayuda a lograr mejores resultados.

Separación de las piernas

Este simple movimiento facilita el retorno de la sangre de las piernas al resto del cuerpo, y por tanto previene la formación de varices y arañas. Consiste en extender y juntar las piernas varias veces, intentando mantener el equilibrio.

¿Cómo hacerlo?

  • Recuéstate sobre el suelo mirando al techo, estira las piernas, sepáralas y vuelve a juntarlas.
  • Haz de dos a tres series de 15 repeticiones cada una.

Giros con las piernas

Hacer vueltas con las piernas es un movimiento relajante. Este movimiento también ayuda a estimular la circulación sanguínea después de un día de actividad intensa. Al principio puede parecer un poco difícil debido a la repetición. Sin embargo, se puede hacer de forma gradual hasta alcanzar la cantidad recomendada de ejercicios.

¿Cómo hacerlo?

  • Acostada sobre una colchoneta, estira una pierna y luego gira en el sentido de las agujas del reloj.
  • Baja con cuidado la pierna al piso y levanta la otra para hacer lo mismo en el otro lado.
  • Haz entre 15 y 20 vueltas con cada pierna. Finalmente intenta hacer tres series de cada lado.

Flexiones de pies

Las flexiones, en todas sus formas, son buenos ejercicios para mejorar la circulación sanguínea y fortalecer los músculos. En este caso, es un tipo de flexión bastante simple, donde el movimiento se realiza sólo con los pies.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate en una silla, con los talones apoyados en el suelo, levanta las puntas de los pies y mantenlos en el aire durante unos segundos.
  • Posteriormente bájalos y luego levanta los talones alternativamente.
  • Haz 20 repeticiones de cada lado.

Caminar

Para cuidar la circulación sanguínea en las piernas, nada mejor ni más sencillo que caminar durante 30-40 minutos todos los días. Los grupos de músculos que funcionan al caminar ayudan a promover el flujo sanguíneo y también fortalecen los vasos.

¿Cómo hacerlo?

  • Toma diez minutos para caminar lentamente todos los días.
  • Después de que hayan pasado los diez minutos, intenta ir a un ritmo más rápido y mantenlo así durante 30 minutos.
  • Si necesitas detenerte a descansar, trata de no quedarte completamente quieta para no sentir las molestias durante la recuperación.

Otros consejos:

El ejercicio diario te ayudará a cuidar la circulación de las piernas y a disfrutar de una mejor salud en general, pero debe ir acompañado de otros hábitos saludables. Sin embargo, para que los efectos sean óptimos, es fundamental complementar estas prácticas con el consumo de alimentos saludables que estimulen la circulación sanguínea.

Por ejemplo:

  • Arándanos
  • jengibre
  • Pescado azul
  • Frutos secos
  • Ajo
  • Cebolla
  • Vegetales verdes
  • Entre otros

También debes evitar el uso de ropa y zapatos demasiado ajustados, así como la ingesta excesiva de sal. La hidratación adecuada también es fundamental.

Te recomendamos:

Hallan sin vida a la ciclista Olivia Podmore y reabre debate sobre salud mental

4 ejercicios con pelota de Pilates para activar las abdominales inferiores

VIBEtv