Hallan sin vida a la ciclista Olivia Podmore y reabre debate sobre salud mental

La ciclista neozelandesa había participado en los Juegos Olímpicos de Río, pero no había sido convocada para Tokio 2020.

141
Olivia Podmore
Foto: @liv_podmore / Instagram

A la edad de 24 años, Olivia Podmore, una ciclista de Christchurch, en Nueva Zelanda, que había representado a su país en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en Brasil en 2016 murió repentinamente en Cambridge, al norte de su país. Sin duda, una tragedia en el mundo del ciclismo que ha sacudido a todo el deporte y reabre el debate sobre la presión mental a la que están sometidos los deportistas de alto nivel.

Lo anterior porque se sospecha que cometió suicidio, aunque aún no se han determinado las causas oficiales de muerte. Como informan los tabloides británicos, Podmore falleció pocas horas después de publicar un mensaje en su perfil de Instagram en el que describió a detalle la lucha psicológica de los atletas que se ve obligados a hacer al practicar deportes de élite: según algunos de sus amigos, este post puede ser clave para leer el eventual gesto.

Olivia Podmores (o Liv, como muchos le decían) había competido en los campeonatos mundiales el año pasado y ganó la plata en velocidad por equipos y el bronce en contrarreloj en los campeonatos mundiales juveniles en 2015, pero no fue seleccionada para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 recién concluidos.

La publicación de Olivia en las redes sociales, luego borrada, denunciaba claramente una situación incómoda que ella estaba enfrentando.

“El deporte es una salida extraordinaria para tanta gente, es una lucha, pero a la vez es alegre. El sentimiento cuando ganas es diferente a los demás, pero el sentimiento cuando pierdes, cuando no eres seleccionado incluso cuando calificas, cuando estás lesionado, cuando no cumples con las expectativas de la sociedad como ser dueño de una casa, matrimonio, hijos, todo porque estás tratando de darlo todo a tu deporte, esto también es diferente a cualquier otro”, escribió antes de perder la vida.

Preocupación tras la muerte de Olivia Podmore

La causa de la muerte aún no se ha confirmado, pero un amigo había expresado su preocupación por la salud mental de Olivia y la ciclista de Lex, Eddie Dawkins, ha cuestionado claramente a la federación de ciclismo de Nueva Zelanda, argumentando en términos inequívocos que “esta muerte pudo haberse evitado”, y espera que, al menos, pueda servir de lección para todos en el futuro.

Otro amigo suyo, el excampeón olímpico de remo, Eric Murray, dijo que para él era un gran shock, y agregó que estuvo con ella el pasado lunes 9 de agosto, según el medio de aquel país Stuff.

“Ojalá me hubieras dicho algo. Hemos perdido a una hermana, una amiga y una luchadora”, agregó una amiga suya.

Cycling New Zealand despide a Olivia

Luego vinieron las condolencias por parte de Cycling New Zealand en el que aseguraron que Olivia era una ciclista muy querida y respetada por todo el equipo, de acuerdo con el comunicado lanzado.

“En este momento estamos brindando apoyo a nuestro personal y ciclistas, la comunidad ciclista y aquellos que estaban cerca de Olivia. Extendemos nuestro más sentido pésame a la familia de Olivia en este momento y pedimos que los medios de comunicación respeten la privacidad de la familia, los amigos y nuestros ciclistas”.

Osaka y Biles

El deporte vuelve a ser llamado para analizar la salud mental de un deportista de alto nivel. El tema se volvió el centro de atención, entre otras cosas,tras lo que pasó con la tenista japonesa Naomi Osaka.

“La verdad es que sufrí de depresión desde el US Open 2018 y luché mucho para vivir con todo esto. Me conocen y saben que soy introvertida, suelo llevar auriculares, que me ayudan a controlar mi ansiedad social”, externó en el pasado mes de julio.

Por otro lado, la gimnasta estadounidense, Simone Biles, quien se retiró de la mayoría de sus competiciones en Tokio (competición por equipos femeninos, paralela, bóveda y cuerpo libre), ganando el bronce sólo en la viga, aseguró que todo fue causado por “esos demonios en la cabeza”.

Te recomendamos:

Allyson Felix, la mujer con más medallas olímpicas en atletismo

VIBEtv