5 ‘súper semillas’ que no pueden faltar en tu dieta

Conoce los beneficios y las características nutricionales de este poderoso alimento.

99
Súper Semillas Dieta
Karolina Grabowska en Pexels

Las semillas son una rica fuente de fibra, grasas insaturadas y contienen una gran variedad de minerales. También aportan proteína vegetal -que puede variar en función del tipo de semilla-, además de vitaminas, aceites esenciales y encimas inactivas.

Te compartimos cinco poderosas semillas: chía, ajonjolí, lino, calabaza y girasol, que brindarán muchos beneficios a tu organismo si las incluyes en tu dieta. ¡Sácales provecho!

1. Chía

Al consumirla te ayudará a reducir el dolor en las articulaciones, además te llenará de energía y te protegerá contra afecciones serias como la diabetes y las enfermedades coronarias.

Las semillas de chía tienen una alta concentración de vitaminas y minerales, son una excelente fuente de fibra, proteína, antioxidantes y poseen una buena cantidad de ácidos grasos Omega-3.

2. Ajonjolí

Existen dos variedades: el ajonjolí negro y el dorado, ambas son muy populares. Dentro de su composición nutricional poseen un alto contenido en grasas insaturadas y fibra.

No sólo son una buena fuente de manganeso y cobre, además tienen un alto contenido en calcio, hierro, magnesio, hierro, fósforo, zinc y fibra dietética. También son una rica fuente de vitaminas del grupo B, y contienen cantidades importantes de antioxidantes en forma de polifenoles.

Te puede interesar: 5 consejos para reducir la sal sin eliminarla por completo 

3. Lino

La fibra en las semillas de lino promueve el funcionamiento saludable de los intestinos. Una cucharada sopera de estas semillas contiene tanta fibra como media taza de salvado de avena cocida.

Las fibras solubles del lino reducen el colesterol en la sangre, lo que a su vez reduce el riesgo de padecer ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares. Además, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Copenhague, esta fibra inhibe el apetito y ayuda a perder peso.

4. Calabaza

Las semillas de calabaza son una buena fuente de vitamina B, como tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B-6 y folatos. Además son ricas en antioxidantes y triptofano, el aminoácido esencial que te ayudará a mejorar el humor.

No dudes en agregar este tipo de semilla a tu lista de alimentos ricos en proteínas, 100 gramos diarios proveen un 54 por ciento de tu requerimiento corporal.

5. Girasol

Son una excelente fuente de vitamina E, el principal antioxidante graso-soluble del cuerpo. Esta vitamina viaja a través del cuerpo neutralizando los radicales libres que, de otro modo, dañarían estructuras y moléculas portadoras de grasas, como las membranas celulares, células cerebrales y el colesterol.

Las semillas de girasol contienen altas dosis de fitosterol, un compuesto encontrado en las plantas que reduce los niveles de colesterol, y reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

 

VIBEtv