¿Cómo darte cuenta de que sufres violencia de género?

85
señales de violencia de género
señales de violencia de género

En pleno siglo XXI, la violencia de género sigue siendo una triste realidad que afecta a muchas mujeres en nuestro país. Es importante estar alerta y saber identificar las señales para poder actuar y buscar ayuda.

En muchas ocasiones, reconocer que estás sufriendo violencia de género puede resultar extremadamente difícil. La violencia no siempre se presenta de forma evidente y explícita, sino que puede manifestarse de manera sutil y gradual, lo que dificulta su identificación. Además, el miedo, la vergüenza y la manipulación emocional por parte del agresor contribuyen a que las víctimas se mantengan en silencio y tengan dificultades para reconocer la situación en la que se encuentran.

Uno de los factores que dificulta la detección de la violencia de género es la normalización de conductas violentas en nuestras sociedades. A menudo, ciertos comportamientos abusivos se consideran “normales” o se justifican bajo la premisa de que “así es como son las relaciones”. Esto puede llevar a las víctimas a minimizar o racionalizar los actos de violencia, creyendo erróneamente que es su responsabilidad o que de alguna manera lo merecen.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

Claves para darte cuenta y aceptar que eres víctima de violencia de género

Es importante entender que la violencia de género no tiene justificación alguna y que nadie merece ser maltratado. Romper con el silencio y el tabú que rodean a esta problemática es fundamental para que las personas afectadas puedan identificar y buscar ayuda. La información y la educación sobre los diferentes tipos de violencia de género son herramientas esenciales para empoderar a las víctimas y brindarles el apoyo necesario para salir de estas situaciones.

Por eso, hoy te traemos algunas pautas que te ayudarán a darte cuenta si estás sufriendo violencia de género.

  1. Violencia física: Este tipo de violencia es fácil de identificar, ya que involucra agresiones físicas como empujones, golpes, mordidas o cualquier acto que cause daño físico. Recuerda que ninguna forma de violencia física es aceptable en una relación sana.
  2. Violencia verbal y emocional: Aquí entran los insultos, humillaciones, amenazas, manipulaciones emocionales y cualquier tipo de expresión que degrade tu autoestima y te haga sentir menos valiosa. Si tu pareja o alguien cercano a ti te hace sentir mal constantemente con palabras hirientes, es posible que estés sufriendo violencia verbal y emocional.
  3. Violencia sexual: Este tipo de violencia implica cualquier acto sexual al que no hayas dado tu consentimiento o que te haga sentir incómoda. La presión, la manipulación o el uso de la fuerza para obtener relaciones sexuales son señales claras de violencia sexual.
  4. Control y aislamiento: Si tu pareja o alguien en tu entorno intenta controlar tus actividades, tus amistades, tus finanzas o tu forma de vestir, es un indicio de violencia de género. Nadie tiene derecho a decidir por ti o a limitar tu libertad.
  5. Violencia económica: Si tu pareja controla el dinero, te impide trabajar o estudiar, te obliga a depender económicamente de él o te quita tus pertenencias, estás siendo víctima de violencia económica. Recuerda que todas las personas tienen derecho a una independencia financiera.
Violencia de género
Violencia de género

Es fundamental recordar que la violencia de género no se limita a relaciones de pareja, puede ocurrir en cualquier ámbito y por parte de cualquier persona. Si te sientes identificada con alguna de estas situaciones, no te quedes callada, busca apoyo en personas de confianza, familiares, amigas o profesionales especializados en el tema.

En México contamos con distintas instituciones y organizaciones que pueden brindarte ayuda y asesoría, como la línea nacional contra la violencia de género, los centros de atención a víctimas, las fiscalías especializadas y los grupos de apoyo.

Recuerda que el primer paso para ponerle fin a la violencia de género es reconocerla. No estás sola, hay personas dispuestas a ayudarte y acompañarte en este proceso. Juntas podemos romper el ciclo de la violencia y construir una sociedad más justa e igualitaria.

Te puede interesar:

La violencia obstétrica en México no tiene visibilidad  

Detén la violencia, pide ayuda en estos lugares