Gime, gime más y gime bien

Llegó el momento de gemir durante el sexo

18
llegó el momento de gemir durante el sexo
llegó el momento de gemir durante el sexo

Formas de desenvolverse en el sexo hay muchas, algunas son más tranquilas o más ruidosas, pero si de gemir se trata, es seguro que todos lo hemos hecho en uno o muchos de nuestros encuentros sexuales.

Si aún te sientes algo tímido y no lo has intentado, llegó el momento de gemir durante el sexo, hacerlo tiene muchos beneficios de los que te vamos a hablar ahora.

Para empezar, los gemidos ya traen de por sí una connotación bastante hot, incluso si no estás en el acto y escuchas un gemido podrías sentirte algo excitado o incitado a desear placer. También son una manera de expresar que la estamos pasando bien cuando tenemos sexo.

Tus gemidos son tuyos y son poderosos, no te avergüences de ellos, no importa si son fuertes, suaves, repetidos o con bastante intención y picardía. No tienes porque hacerlo como lo hace otra persona ni como lo viste en las pelis porno, gime como solo tú sabes gemir.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

¿En qué benefician los gemidos?

Resulta que son super naturales, muchas veces se dan como una respuesta corporal natural al placer físico. También son un sonido normal que proviene de la respiración profunda utilizada durante las relaciones sexuales.

Ayudan a ponerle más ambiente al momento, aquí vamos a hacer una pequeña diferenciación entre hombres y mujeres, si bien ambos sexos pueden gemir, es más común que las mujeres lo hagan para prender más a los hombres.

Los hombres hacen sonidos también, gimen con menos frecuencia o intensidad, pero cuando una mujer lo hace fuerte o suavemente a su oído, los hombres tienden a excitarse y acelerar el momento del clímax.

Gemir en el sexo
Gemir en el sexo

Puede que esto provenga de pensamientos colectivos influenciados por las prácticas sexistas de años. El porno podría tener algo que ver, pero al final lo que realmente importa es que todos los involucrados en un acto sexual se sientan cómodos.

Así que, seas hombre o mujer apodérate de tus gemidos. Si no lo has hecho hasta ahora, inténtalo y verás la diferencia al instante.

Primero asegúrate de tener comodidad, consenso y confianza con tu pareja sexual, ahora sí: gime, gime más y gime bien.

Te puede interesar:

Dishti: entre el sexo y la espiritualidad 

Ten el mejor sexo en la regadera con estos tips

 

 

 

VIBEtv