En 2035 Europa planea prohibir venta de autos de combustión interna

Para 2030, se espera que la reducción de las emisiones de CO2 sea del 60%.

20
Carro de combustión interna
Foto: Unsplash

La Unión Europea (UE) prevé prohibir la venta de coches nuevos con motor de combustión interna a partir de 2035. A la noticia que surgió a principios de julio se suma una nueva de Bloomberg que habría visto un documento que revela que la Comisión Europea pretende solicitar la reducción del 65% de las emisiones de automóviles nuevos y vehículos comerciales nuevos a partir de 2030 y cayendo a cero a partir de 2035.

Estos estándares incluirán reglas que requieran que los gobiernos fortalezcan la infraestructura de carga para vehículos eléctricos. Europa tiene la intención de convertirse en el primer continente del mundo en no producir emisiones para 2050. Antes de que eso suceda, se ha fijado el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero en al menos un 55% para finales de la década a partir de los niveles de 1990.

Avanza freno a las ventas de coches con motor de combustión interna

Colin McKerracher, jefe de investigación avanzada de transporte de BloombergNEF, dijo: “no hay forma de evitarlo, llegar a cero netos para 2050 significa eliminar gradualmente las ventas de vehículos de combustión para 2035”.

Los automóviles representan alrededor del 12% de las emisiones totales de CO2 en la UE y los objetivos actuales de emisiones de toda la flota exigen una reducción del 37.5% a partir de 2030.

Kai Alexander Mueller, analista automotriz de Barclays, dice que será mucho. Es difícil para los fabricantes de automóviles para alcanzar el objetivo de reducir las emisiones en un 60% para 2030 incluso con vehículos híbridos enchufables. En pocas palabras, será necesario lanzar al mercado modelos completamente eléctricos.

“Estos objetivos no deberían ser una sorpresa, aunque claramente requieren un cambio acelerado”, dijo el analista.

McKerracher agregó que reducir tanto los objetivos de CO2 sacudirá el mercado europeo de vehículos eléctricos. El ritmo constante de los fabricantes de automóviles europeos, que recientemente han intensificado sus esfuerzos para producir más vehículos eléctricos, es probablemente una indicación de que ya sabían que se acercaban objetivos mucho más estrictos.

También te puede interesar:

“Cow”, el documental de Andrea Arnold que incomodó al público de Cannes

Violencia epistémica: cuando se borra a las mujeres de la ciencia

VIBEtv