Top 10: Alimentos que debes evitar para mantenerte saludable

Su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas… Los alimentos que debes evitar...

25
Grasas trans

Si bien la alimentación es uno de los factores más importantes para mantener una vida saludable, también es una realidad que hay alimentos que debes evitar ya que pueden ser perjudiciales para la salud si se consumen en exceso.

Y es que esos alimentos suelen ser ricos pero en calorías, grasas saturadas, azúcares añadidos o sal.

Por eso, decidimos que era buen momento para a los 10 alimentos que sí o sí debes evitar para mantenerte sana:

1. Bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas, como los refrescos, las bebidas energéticas y los jugos de frutas envasados, son una de las principales fuentes de azúcar añadido en la dieta.

Su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.

2. Alimentos procesados

Estos suelen ser ricos pero en calorías, grasas saturadas, azúcares añadidos y sal. También suelen ser bajos en nutrientes.

El consumo excesivo de este tipo de alimentos puede aumentar el riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y también, algunos tipos de cáncer. ¡Evítalos!

3. Carnes rojas procesadas

Las carnes rojas procesadas, como las salchichas, el tocino y los embutidos, están relacionadas con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.

Además, éstas suelen ser ricas en grasas saturadas y sal.

4. Grasas saturadas

Las grasas saturadas se encuentran en alimentos como la carne, los lácteos enteros, la mantequilla y los aceites tropicales.

El consumo excesivo de grasas saturadas puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

5. Grasas trans

Éstas se encuentran en alimentos procesados como los pasteles, las galletas, las papas fritas y los alimentos fritos. Su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

 

6. Azúcares añadidos

Los azúcares añadidos se encuentran en alimentos procesados como los refrescos, bebidas energéticas, los jugos de frutas envasados, los cereales azucarados, las galletas y pasteles.

Su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y sí, algunos tipos de cáncer.

7. Sal

La sal es un mineral esencial para la salud, pero el consumo excesivo puede aumentar el riesgo de hipertensión arterial, accidente cerebrovascular y enfermedad renal.

8. Alimentos con alto contenido en carbohidratos refinados

Estos se encuentran en alimentos como el pan blanco, la pasta blanca, el arroz blanco y las galletas. 

De igual manera, su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

9. Alimentos con alto contenido en calorías vacías

Las calorías vacías son aquellas que no aportan nutrientes esenciales. S

e encuentran en alimentos como las bebidas azucaradas, los alimentos procesados y con alto contenido en grasas saturadas.

10. Alcohol

El alcohol es una sustancia tóxica que puede dañar el organismo. Su consumo excesivo puede aumentar el riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cirrosis hepática y otros problemas de salud.

Alcohol

Consejos para evitar estos alimentos

Para evitarlos, es importante leer las etiquetas de los alimentos y elegir opciones saludables. También es importante cocinar más en casa y evitar comer fuera demasiado a menudo.

Aquí hay algunos consejos específicos para evitar esos alimentos:

  • Elige agua, leche descremada o bebidas sin azúcar en lugar de bebidas azucaradas.
  • Elige alimentos frescos, congelados o enlatados sin procesar en lugar de alimentos procesados.
  • Elige carnes magras, pescado o aves sin piel en lugar de carnes rojas procesadas.
  • Elige aceites vegetales saludables, como el aceite de oliva o el aceite de canola, en lugar de grasas saturadas o trans.
  • Elige alimentos integrales en lugar de alimentos refinados.
  • Limita el consumo de alimentos con alto contenido en calorías vacías.
  • Consume alcohol con moderación, o mejor aún, evita el alcohol por completo.

 

Siguiendo estos consejos, estamos seguras que podrás mejorar tu salud y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.