3 pacientes con VIH que se han “curado”; ¿cuál es la explicación?

No es lo mismo “erradicar” que “eliminar”, pero sin duda, esto ha aumentado las investigaciones en la búsqueda de un tratamiento óptimo.

49
VIH
Foto: Pexels

Aunque el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o el SIDA son enfermedades bastante conocidas, e incluso, estigmatizadas. Pocos saben que este virus puede esconderse al interior de las células en diferentes órganos. Por ello, ha sido muy difícil encontrar el tratamiento adecuado que cure por completo a quien la padece. 

En la actualidad, los tratamientos que se usan para las personas portadoras del VIH o quienes viven su día a día con el sida, hace que las cargas virales se mantengan bajas, esto quiere decir que la presencia del virus en la sangre es en un bajo porcentaje y esto evita la transmisión. 

Por ello, ha resultado complicado encontrar un proceso que elimine completamente el padecimiento de las personas. Hasta el momento, se ha sabido de tres personas que lo han logrado; el primero se trata de Timothy Brown, mejor conocido como el “paciente de Berlín”, quien recibió un trasplante de médula para su leucemia, se curó del VIH, pero perdió la vida el año pasado debido a una recaída con la leucemia. 

El segundo es Adam Castillejo “el paciente de Londres”, quien al igual que Timothy, recibió un trasplante de médula y ya tiene alrededor de tres años viviendo sin el VIH en su cuerpo. 

La tercera, es una noticia que apenas se dio a conocer a mediados del mes de noviembre y se trata de la paciente “hope” o en español, “Esperanza”, una argentina de 30 años que su cuerpo se curó del VIH gracias a su sistema inmunológico. Sin duda, su caso ha traído un haz de luz a los 38 millones de personas que viven con esta enfermedad. 

Otros casos de VIH

No obstante, existen pacientes que su organismo ha logrado controlar el virus y hace que éste sea indetectable en los exámenes de sangre que se les hacen: a ellos, se les conoce como “controladores de élite” y post controladores. Los primeros, logran tener control de forma natural (sin necesidad de tratamiento) y los segundos, tal como sucedió con la “paciente de Buenos Aires”, lo hacen luego de abandonar el tratamiento, de acuerdo con la información del medio La Tercera

También te puede interesar:

Día Mudial del Sida, la epidemia que sigue vigente

VIBEtv

Artículo anteriorDía Mudial del Sida, la epidemia que sigue vigente
Artículo siguienteSIDA: a 40 años de la aparición del VIH