5 teorías de conspiración que surgieron tras la llegada del COVID-19

La desinformación ha sido el principal culpable de que estas ideas hayan surgido y se hayan popularizado.

64
Mujer usando cubrebocas por COVID-19
Foto: Unsplash

De acuerdo con el sitio Alliance For Science, ha calificado este año pandémico no solamente por la llegada del nuevo virus del COVID-19, sino también por un mal que se ha ido propagando y que es la desinformación que se ha vivido desde que la enfermedad comenzó a extenderse por todas partes del mundo, dando como resultado una serie de teorías conspirativas acerca del SARS-CoV-2.

El coronavirus no existe

David Icke y Alex Jones, ambos conspiradores de InfoWars, han mencionado que la enfermedad realmente no existe, sino que se trata de una conspiración creada por las élites globales para privarnos de nuestra libertad. Sin duda, ésta ha sido la primera que surgió al inicio de la pandemia y que hasta la fecha, miles de personas creen que es una realidad

La red 5G

Podría resultar una de las ideas más descabelladas, pero que para muchos ha tenido el total sentido. Sin embargo, es importante mencionar que el virus del SARS-CoV-2 no puede esparcirse por medio del espectro electromagnético ya que éste es formado por ondas y fotones, mientras que los virus son partículas biológicas compuestas por proteínas y ácidos nucleicos.

De hecho esta idea surgió a raíz de un meme que vinculó el rápido despliegue del 5G con el COVID-19. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló y recalcó que los virus no pueden viajar en redes móviles.

Bill Gates como el único culpable

Como en toda tragedia, siempre se debe de señalar a un culpable y en este caso los dedos se dirigieron a Bill Gates, el cofundador de Microsoft que se convirtió en el principal sospechoso de esta pandemia, especialmente porque en 2015, durante una conferencia de TED mencionó del brote del Ébola y la llegada de una nueva pandemia.

Ante esto, integrantes del grupo antivacunas han mencionado que el millonario pretende colocar microchips digitales en las vacunas para rastrear y controlar a personas.

El virus escapó de un laboratorio en China

Li-Meng Yan es la viróloga que se encargó de difundir esta idea alrededor del mundo, en el que supuestamente el SARS-CoV-2 salió de un laboratorio chino llamado el Instituto de Virología de Wuhan, que casualmente se encuentra en la misma ciudad donde se originó el epicentro de las infecciones, haciendo que las personas, amantes de las conspiraciones, vieran viable esta posibilidad.

Sin embargo, Shi Zhengli, una reconocida viróloga, revisó a detalle los registros de excrementos de murciélagos en cuevas, en el que sintió un gran alivio al descubrir que la secuenciación genética mostró que el nuevo coronavirus no coincidía con ninguno de los virus muestreados.

COVID, un arma biológica

Una de las más interesantes y que a muchos hizo creer que sería el inicio de la Tercera Guerra Mundial, fue el pensar que este virus no solamente escapó de un laboratorio sino que también fue creado por científicos chinos con la intención de crear un arma biológica, pero ¿cuál sería su intención? Perjudicar en todas las medidas a Estados Unidos.

Incluso puede resultar gracioso el hecho de que 3 de cada 10 estadounidenses crean esto a pesar de que la secuenciación del SARS-CoV-2 tiene orígenes completamente naturales, iguales al de un virus zoonótico que se origina en murciélagos.

También te puede interesar:

5 teorías conspirativas sobre la muerte de Lady Di

Bill Gates, Soros y Rockefeller son creadores del COVID-19: Tribunal de Perú

Dos gorilas dan positivo a COVID-19 en zoológico de Estados Unidos

FDA alerta que las nuevas mutaciones de COVID-19 pueden dar falsos negativos

VIBEtv