¿Cómo es la cadena de contagios de COVID-19?

Aunque las cadenas de contagios en los casos de COVID-19 se parecen mucho a las que estamos acostumbrados a lidiar en el caso de gripa, y otros resfriados, la rapidez y la durabilidad del virus en las superficies hacen la diferencia.

717
Cadena de contagios
Foto: Pixabay.

Las cadenas de contagios por COVID-19 no son distintos a la forma en que se transmiten los demás virus que atacan el sistema inmunológico y el sistema respiratorio, sin embargo la COVID-19 puede tener una mayor rapidez al contagiarse y el virus dura mucho más en las superficies.

Las infecciones respiratorias se pueden transmitir a través de gotículas respiratorias, que tienen un diámetro de 5 a 10 micrómetro. De acuerdo con los datos disponibles que analizó la OMS, el virus de la COVID-19 se transmite principalmente entre personas a través del contacto y de gotículas respiratorias. En un análisis realizado en China que incluyó a 75 465 casos de COVID‑19 no se notificó transmisión aérea.

Las cadenas de contagios a través de gotículas se produce por contacto cercano (a menos de un metro) de una persona con síntomas respiratorios (por ejemplo, tos o estornudos), debido al riesgo de que las mucosas (boca y nariz) o la conjuntiva (ojos) se expongan a gotículas respiratorias que pueden ser infecciosas.

El virus de la COVID-19 se puede contagiar por contacto directo con una persona infectada y, de forma indirecta, por contacto con superficies que se encuentren en su entorno inmediato o con objetos que haya utilizado (por ejemplo, un estetoscopio o un termómetro).

Las cadenas de contagios no incluye transmisión aérea

La transmisión por gotículas es distinta de la transmisión aérea, pues esta última tiene lugar a través de núcleos goticulares que contienen microbios. Los núcleos goticulares, que tienen un diámetro inferior, pueden permanecer en el aire durante periodos prolongados y llegar a personas que se encuentren a más de un metro de distancia.

Los contagios por aire del virus de la COVID-19 podrían ser posible en circunstancias y lugares específicos en que se efectúan procedimientos o se administran tratamientos que pueden generar aerosoles.

Se han presentado algunas pruebas de que el virus de la COVID-19 puede producir infección intestinal y estar presente en las heces. Sin embargo, solo un estudio ha cultivado este virus a partir de una sola muestra de heces y, hasta la fecha, no se ha notificado transmisión fecal-oral.

Te puede interesar:

Covid-19 inhibe deseo sexual asegura el IMSS

VIBEtv