Covid-19 inhibe deseo sexual asegura el IMSS

Al afectar terminaciones nerviosas hay una disminución de sensibilidad en pacientes recuperados 

295
Falta de deseo sexual por Covid-19
Pexels

¡No puede ser! Ahora el Covid-19 nos sorprende de nuevo. Resulta que aquellas personas recuperadas del actual coronavirus pierden todo deseo sexual y no lo decimos nosotros, la información la da a conocer el Instituto Méxicano del Seguro Social (IMSS), al mencionar que se cuenta con reportes de pacientes que presentan anorgasmia (ausencia de orgasmo) y reducción del líbido.

Sí, es realmente alarmante y aún hay más. De acuerdo con César González Bonilla, coordinador de Investigación en Salud del IMSS, las observaciones se han realizado dentro de un sector que anteriormente reportaba una vida sexual activa, sin embargo, después de su recuperación de Covid-19, el deseo sexual ha desaparecido.

En entrevista con algunos medios, el especialista comparte que sería importante identificar si esta falta de deseo sexual se debe a un trastorno orgánico o psiquiátrico, el cual se ha generado por miedo de haber sido portadores de la Covid-19, o por depresión derivado del mismo tema.

Covid-19 termina el deseo sexual

El especialista explica que las complicaciones neurológicas podrían afectar al sistema nervioso central, pues provocan neuropatías periféricas, las cuales afectan terminaciones nerviosas, entre ellas las de los órganos sexuales, de ahí que exista esta pérdida de deseo sexual.

Al respecto comenta que los “nervios pudendos” son los que inervan toda el área genital, al presentarse una neuropatía periférica, no hay ni sensación y se anula toda la sensaciones normales de placer. Un problema que está documentado como secuela de la Covid-19, que aún la comunidad médica no presta atención lo suficiente, para su estudio.

El experto dice que se tiene identificado cómo la Covid-19 afecta terminaciones nerviosas, provocando la disminución de la sensibilidad, es decir, los pacientes recuperados de esta enfermedad no responden a estímulos sensoriales, entonces no hay excitación ni respuesta del orgasmo genital. En pocas palabras: ¡no se produce el deseo sexual!

Cómo protegerse del COVID-19
OMS

A esta falta de deseo sexual, los pacientes que tuvieron Covid-19, identificados por el investigador, confiesan que después de su recuperación presentan cansancio crónico, a pesar de que ya se les dio de alta, fenómeno que la comunidad médica llama “síndrome de desgaste post viral” caracterizado por cansancio crónico, falta de concentración y dificultad para conciliar el sueño.

González Bonilla explicó que se tratan de secuelas derivadas precisamente por la Covid-19, mismas que pueden durar varios meses, desafortunadamente la falta de información que aún existe de esta enfermedad, no permite determinar por cuánto tiempo más seguirán manifestándose en el organismo humano.

Te puede interesar:

¿Qué nivel de riesgo hay si se tienen relaciones sexuales en una pandemia?

VIBEtv