Este cubrebocas inteligente se limpia solo y te monitorea

La mascarilla fue diseñada por un equipo multidisciplinario de Italia y España.

48
Este cubrebocas inteligente se limpia solo y te monitorea
Facebook: CLIU: This is not a mask

Un grupo de inventores italianos y españoles crearon Cliu, un cubrebocas inteligente que se desinfecta solo y que además monitorea al usuario en tiempo real para saber no sólo su temperatura, sino también el estado de su respiración.

De acuerdo con el comunicado de prensa de lanzamiento, “seguridad, sostenibilidad, diseño, tecnología e inclusión” son las palabras que definen a esta cubrebocas inteligente, el cual surge de la necesidad de usar todo el tiempo un cubrebocas, aunque estos utensilios tengan un tiempo de vida promedio de tres horas.

Este proyecto organizado por personas cuyos países vivieron los peores momentos de la crisis sanitaria también busca ayudar al medio ambiente con la financiación de un proyecto que busca reducir los niveles de contaminación.

¿Cómo funciona?

La tecnología de Cliu permite una circulación libre del aire lo que mantiene la calidad que se respira mientras se porta este cubrebocas inteligente. Aunado a ello, el dispositivo monitorea la temperatura, el estado de la respiración y la calidad del aire del usuario.

“Los datos y la tecnología juegan un papel clave en la prevención de nuevas enfermedades. Puede ser vital tener información en tiempo real sobre nuestro estado de salud”, declaró Darío Gatusso, director de Tecnología de Cliu, en un comunicado de prensa.

La versión Pro está equipada con tecnología Bluetooth, micrófono y sensores que trabajan en conjunto con una aplicación exclusiva para ayudar a prevenir enfermedades respiratorias.También incluye una estación de carga con un sistema de luz UV para desinfección diaria.

Cliu, el cubrebocas inteligente
Facebook: CLIU: This is not a mask

Un trabajo en equipo

La mascarilla inteligente Cliu fue diseñada y desarrollada por Smart Working durante el confinamiento. El financiamiento fue de manera colectiva a través de la plataforma Indiegogo, lo cual generará beneficios más allá del proyecto.

Entre ellos está la instalación de una barrera en el río Arno, el cual detendrá 20 toneladas de desechos plásticos que podrían contaminar el mar. La instalación de esta barrera la realizará SEADS en colaboración con la Universidad de Florencia y el Politécnico de Milán.

“La mascarilla también contribuye a la protección del planeta, en comparación con las tradicionales mascarillas desechables, es lavable y se puede usar innumerables veces”, se lee en el comunicado de Cliu, el cubrebocas inteligente.

VIBEtv