Día de los Derechos Humanos 2021: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”

El tema de este año es: “Todos humanos, todos iguales”.

39
Derechos humanos
Foto: Pexels

Cada 10 de diciembre se conmemora el Día de los Derechos Humanos, una fecha que se eligió en 1948 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH)

Este documento histórico que proclama los derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano, independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opinión politica o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otras condición. Está disponible en más de 500 lenguas y es el documento que más se ha traducido de forma global. 

Erradicar las desigualdades y promover los derechos humanos

En este 2021 el tema del Día de los Derechos Humanos está coordinado con con la “Igualdad” y en artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dicta que: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Los principios de igualdad y no discriminación son la esencia de los derechos humanos. La igualdad está en consonancia con la Agenda 2030 y el enfoque de las Naciones Unidas definido en el marco compartido de la ONU para no dejar a nadie atrás: la igualdad y la no discriminación en el corazón del desarrollo sostenible

Este enfoque incluye abordar y encontrar soluciones a las formas de discriminación profundamente arraigadas que afectan a los grupos más vulnerables de nuestra sociedad. Igualdad, tolerancia y no discriminación, es decir, un enfoque del desarrollo basado en los derechos humanos es la mejor manera de reducir la desigualdad y restaurar nuestra Agenda 2030.

Construcción de sociedades más justas y ecológicas

Economía basada en los derechos humanos para romper la pobreza

La desigualdad generalizada y la discriminación estructural son violaciones de los derechos humanos y constituyen el mayor desafío mundial de nuestro tiempo. Responder eficazmente a estos problemas requiere medidas basadas en los derechos humanos, nuevos compromisos políticos y la participación de todas las personas, especialmente las más afectadas. Se requiere de un nuevo contrato social para compartir el poder, los recursos y las oportunidades de una manera más justa y sentar las bases de una economía sostenible basada en los derechos humanos.

Nuevo contrato social

Los derechos humanos, incluidos los derechos económicos, sociales y culturales, así como el derecho al desarrollo y el derecho a un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible, son esenciales para construir una nueva economía basada en los derechos humanos que apoye a la sociedad. Y es más sostenible para las generaciones presentes y futuras. Una economía basada en los derechos humanos debe convertirse en la base del nuevo contrato social.

Oportunidades para los jóvenes

Las sucesivas crisis económicas y sanitarias han tenido un impacto a largo plazo y multifacético en millones de jóvenes. A menos que se protejan sus derechos, incluido el acceso al trabajo decente y la protección social, la “nueva generación COVID-19” correrá el riesgo de convertirse en víctima de los efectos nocivos del aumento de la desigualdad y la pobreza.

Rectificando la desigualdad y la injusticia en relación a las vacunas

La distribución y el almacenamiento injustos de vacunas dan lugar a vacunas injustas, violan las leyes internacionales y las normas de derechos humanos y violan el espíritu de solidaridad mundial. Para reconstruir la confianza y asegurar que todas las personas vivan una vida digna, lo que se necesita ahora es una agenda común y un nuevo contrato social entre el gobierno y su pueblo.

Derecho a un medioambiente sano y a la justicia climática

La degradación ambiental, incluido el cambio climático, la contaminación y la pérdida de hábitat natural, tiene un impacto desproporcionado en las personas, grupos e individuos en situaciones vulnerables. Estos efectos han exacerbado las desigualdades existentes y han tenido un impacto negativo en los derechos humanos de generaciones.

De acuerdo con el reconocimiento de los derechos humanos de un medio ambiente limpio, saludable y sostenible establecido por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se deben tomar medidas urgentes para respetar, proteger y realizar este derecho. Estas acciones deben convertirse en los pilares de una nueva economía basada en los derechos humanos que pueda generar una restauración ecológica y una transición justa del COVID-19

Prevenir el conflicto y construir resiliencia a través de la igualdad, inclusión y los derechos humanos

Los derechos humanos tienen el poder de resolver las causas profundas de los conflictos y las crisis, responder a las necesidades, eliminar la desigualdad y la exclusión y permitir que las personas participen en las decisiones que afectan sus vidas.

Las sociedades que protegen y promueven los derechos humanos de todos son sociedades más resilientes y, gracias a los derechos humanos, están en mejores condiciones de resistir crisis inesperadas como el impacto de las epidemias y las crisis climáticas. 

La igualdad y la no discriminación son la clave de la prevención: todos los derechos humanos de todas las personas garantizan que todas las personas puedan obtener los beneficios preventivos de los derechos humanos, pero cuando determinadas personas o grupos son excluidos o sufren discriminación, la desigualdad promoverá conflictos y crisis.

También te puede interesar:

“Evento de Cultura Comunitaria Tengo un sueño 2021”, llega al Auditorio Nacional

Festival Poder Prieto, un evento que busca reflexionar sobre el racismo en México

VIBEtv