Despertar muscular: 5 consejos para empezar bien el día

El calentamiento de los músculos favorece la oxigenación y la eliminación de toxinas.

23
Despertar muscular
Foto: Pexels

Nos levantamos, nos arreglamos, desayunamos y… ¡PARA! Dale tiempo a tu cuerpo para que se despierte. Con el despertar muscular, la idea no es levantarse una hora antes para hacer unos ejercicios, sino tomarse unos minutos antes de ponerse de pie. Debes “calentar” tu cuerpo y comenzar bien el día de la manera más suave posible.

Despertar muscular: ¿por qué lo necesitas?

Debes saber que el despertar muscular tiene muchos beneficios para tu salud. Además, son gestos súper sencillos de aplicar en el día a día. La actividad física suave por la mañana reactiva tu cuerpo que ha dormido como tronco toda la noche. 

El calentamiento de los músculos favorece la oxigenación y la eliminación de toxinas (le decimos adiós a la celulitis). Finalmente, el estiramiento estimula la circulación sanguínea y mantiene la flexibilidad de las articulaciones.

Claramente para los atletas, el despertar muscular ayuda a preparar el cuerpo para el entrenamiento, fortalece la resistencia al esfuerzo y limita el riesgo de lesiones. Más allá de eso, también favorece la relajación y la concentración (y por tanto la productividad), y ayuda a controlar el estrés. El pequeño extra: aumenta el buen humor.

5 consejos para el despertar muscular

  • En la cama despertarás tus músculos

Acostado, con los brazos a lo largo del cuerpo, haz 5 rotaciones con el tobillo en el sentido de las agujas del reloj, luego 5 en el otro sentido. Repite con el otro tobillo. Luego, con la espalda recta, dobla la pierna derecha, con el talón plano sobre la cama y lo más cerca posible de los glúteos. 

Toma la rodilla derecha con la mano izquierda y empújala hacia la izquierda, lo más cerca posible de la cama, sin forzarla. Extiende tu brazo derecho sobre la cama, con la palma hacia arriba. Mantén la posición durante 15 segundos mientras respiras. Repite con la pierna izquierda.

  • Estiramientos de pie

Levántate lentamente, colócate en una posición sentada en la cama y luego pon los pies en el suelo. Desde una posición de pie, dóblate en dos, extendiendo las manos hacia el suelo como si quisieras tocar tus pies, con la cabeza relajada. Luego levántate lentamente, desenrollando tu cuerpo poco a poco, extiende tus brazos hacia arriba, creciendo tan alto como puedas. Finalmente, arquea la espalda hacia atrás.

Realiza 5 repeticiones de todo el movimiento. Para calentar el cuello, pega la barbilla al pecho. Haz dos rotaciones completas en el sentido de las agujas del reloj, posteriormente dos rotaciones completas en el sentido contrario a las agujas del reloj.

  • Despierta y esfuérzate

Inicia tu sesión con ejercicios abdominales durante un minuto y laterales durante 30 segundos. Continúa con una serie de unos veinte abdominales antes de continuar con unas diez flexiones. Para dar más tono a tus músculos, puedes terminar con una carrera corta en el lugar con 15 levantamientos de rodilla.

  • Intenta cardio suave

Párate con los brazos a lo largo del cuerpo y los pies juntos. Salta abriendo las piernas y levantando los brazos durante 30 segundos. Pasa a los saltos de tijera con el ejercicio de pies rápidos, es decir que corremos en el sitio sin levantar demasiado las piernas. Y el toque final, el enrollado. Muy practicado en Pilates, empiezas tumbado en el suelo, brazos detrás de la cabeza y luego vienes y te sientas con los brazos rectos al frente.

  • Respira

Sentados, inspiramos lentamente, inflando el estómago como un globo e imaginando que nos llenamos de energía positiva. Exhalamos durante mucho tiempo por la boca, apretando ligeramente los labios e imaginando que el aliento pasa por una pajita. Cuanto más larga sea la exhalación, mejor será la relajación. 

Visualiza los proyectos para el día, hechos de éxitos y logros. Inhala contrayendo un poco los músculos: aprieta los puños, las mandíbulas, los glúteos durante 5 segundos y suelta soplando profundamente.


Además de estos ejercicios para despertar los músculos, obviamente es importante ingerir un desayuno saludable, estar suficientemente hidratado y tener un sueño de calidad.

También te puede interesar:

Abdominales de pie; la rutina perfecta para eliminar la grasa del vientre

Yoga con almohadas: 10 posturas sencillas para probar en la cama

VIBEtv