¿Por qué tengo el pelo graso? 7 malos hábitos de los que te debes de despedir

Ciertos gestos cotidianos o condiciones de vida aparentemente inocuas contribuyen a engrasar nuestro cabello.

30
Errores que causan el pelo graso
Foto: Pexels

Aún no han pasado 24 horas después de tu última ducha y tus raíces empiezan a engrasarse o aparece la caspa. En definitiva, ¿tienes el pelo graso? Ya sea por el período o por la naturaleza de tu cabello, este problema realmente puede volverse incapacitante. 

Sobre todo cuando sabemos que no debemos lavarnos el pelo más de dos veces por semana si queremos mantenerlo sano. No obstante, hemos buscado una explicación que desencadena el fenómeno del cabello graso y, sobre todo, cómo deshacernos de éste. 

Las diferentes causas del cabello graso

En efecto, ciertos gestos cotidianos o condiciones de vida aparentemente inocuas contribuyen a engrasar nuestro cabello, apenas 24 horas después del último lavado.

Aquí hay una lista, no exhaustiva, de los factores más comunes :

  • Demasiadas lavadas (más de 3 veces por semana).
  • Champú no adecuado para tu tipo de cabello.
  • Usar la secadora de cabello muy cerca de las raíces o cuero cabelludo. 
  • Cepillar el pelo de forma agresiva. 
  • Estrés, ansiedad o contaminación exterior. 
  • Dieta inadecuada (demasiada rica en productos grasos)
  • Tocarse el cabello todo el tiempo o atarlo frecuentemente. 
  • Uso excesivo de productos de peluquería (spray, gel, cera, aceite, etc.).

Es una apuesta segura que la causa de tu cabello graso está en esta lista; ahora, echemos un vistazo a las acciones para deshacerse permanentemente si no quieres tener el cabello graso todo el tiempo.

SOS cabello graso: 7 cosas que debes dejar

  • Deja de lavar el cabello tan seguido

Entendemos la lógica: tu cabello es graso, así que lo lavas con frecuencia. Este es el primer error. El sebo contenido naturalmente en tu pelo no tiene tiempo de ser evacuado. Es atacado por el champú y por lo tanto se presenta en mayor cantidad. Esto es lo que engrasa el cabello. Ve poco a poco, hasta que ya no hagas más de dos lavadas por semana como máximo. Incluso si eso significa atarse el cabello mientras tanto.

  • Nunca limpias tu cepillo

Es muy bueno eliminar los cabellos regularmente, pero no es suficiente. Las células muertas que desprendemos de nuestro cráneo y que aterrizan en nuestro cepillo o peine, se convierten en un auténtico nido de bacterias.

Al nunca limpiar nuestro cepillo para el cabello con agua y jabón, permitimos que todo este pequeño mundo crezca silenciosamente y se asiente en nuestras cabezas cada vez que nos cepillamos.

  • Tocarse el pelo constantemente

Lo secamos, lo alisamos, lo peinamos, lo enrollamos entre los dedos, lo peinamos. Sin darnos cuenta, nos tocamos el pelo más de cien veces al día. Rompe este mal hábito y deja que tu cabello respire. Déjalo secar al aire y oblígate a tocarlo lo menos posible.

  • Nunca lo humectas

Cuando tienes el pelo graso, piensas que no merece la pena añadirle mascarillas nutritivas. ¡Error! Nuestra fibra capilar necesita hidratarse periódicamente con una mascarilla adecuada para el cabello graso. A menudo están enriquecidos con arcilla verde, conocida por absorber el exceso de sebo y, por lo tanto, el efecto de cabello graso que resulta.

  • No haces exfoliaciones

¿Pensaste que era sólo para la cara? Bueno no, para activar la microcirculación sanguínea del cuero cabelludo, estimular el crecimiento y evacuar las células muertas con mayor facilidad, es necesario exfoliar o pelar regularmente.

  • No cambias la funda de tu almohada cuando te lavas el cabello

Junto con el cepillo para el cabello, nuestra funda de almohada es el segundo reino más bonito para el crecimiento de bacterias. Células muertas del cuero cabelludo, sebo, bacterias y transpiración se depositan allí sin vergüenza.

Para evitar el cabello graso, te recomendamos cambiar la funda de tu almohada cada vez que te laves con champú. Entonces depende de ti ver si tiene un efecto a largo plazo.

  • Usar demasiado el champú en seco

Para espaciar las lavadas, decimos que nuestro mejor aliado es el champú en seco. En realidad, las sustancias que contiene no son las ideales. Tienden a atacar las raíces y, para protegerse, secretan sebo.

Los expertos en peluquería aconsejan no utilizarlo más de una o dos veces por semana y elegir cuidadosamente el champú seco, en particular según la naturaleza del cabello (graso, fino, etc.).

Cabe señalar que si ves que el problema persiste, se recomienda acudir con el dermatólogo, quien seguramente encontrará un tratamiento 100% adecuado al tipo de cabello que tienes. 

También te puede interesar:

¿Barba irregular? 7 consejos para lucir un vello facial sin agujeros

Repara el cabello maltratado con esta mascarilla de zanahoria

VIBEtv